/ miércoles 17 de abril de 2019

Misa Crismal: renovación de los votos sacerdotales

Debido a la grandeza litúrgica pastoral para esta misa, se reúnen los sacerdotes y manifiestan la unidad perpetuada en la Iglesia

En el marco de la Vigilia Pascual, y con la participación de todos los sacerdotes de la Arquidiócesis, Monseñor Don Domingo Díaz Martínez, celebró la Misa Crismal en una pletórica Catedral Metropolitana de Tulancingo.

Durante la homilía se consagró el Santo Crisma y se bendijeron los óleos (aceites) de los catecúmenos y de los enfermos.

El jerarca, renovó las promesas de los más de 150 integrantes del presbiterio diocesano, es decir, su consagración y dedicación a Cristo y a la Iglesia, quienes manifestaron ser fieles a la Iglesia Católica, pero además a enseñar la doctrina.

Don Domingo Díaz resaltó la importancia del óleo de los enfermos, que, como cita la carta de Santiago son el remedio de la enfermedad.

Con el Santo Crisma consagrado por el Arzobispo, se ungieron a los recién bautizados; los confirmados son sellados, y se ungen las manos de lis presbítero, la cabeza de los obispos y las iglesias y los altares.

Y con el óleo de los enfermos, éstos reciben alivio en su debilidad.

Debido a la grandeza litúrgica pastoral para esta misa, se reúnen los sacerdotes y manifiestan la unidad perpetuada en la Iglesia.

Crisma y sacerdocio se unen en esta celebración que hace presente de modo más expresiva el misterio de la iglesia.

Esta homilía, el Arzobispo concelebra con su presbiterio, conceda el Santo crisma y bendice los demás óleos, es una manifestación de la comunión que existe entre el arzobispo y los presbíteros en el único es mismo sacerdocio ministerio de Cristo.


En el marco de la Vigilia Pascual, y con la participación de todos los sacerdotes de la Arquidiócesis, Monseñor Don Domingo Díaz Martínez, celebró la Misa Crismal en una pletórica Catedral Metropolitana de Tulancingo.

Durante la homilía se consagró el Santo Crisma y se bendijeron los óleos (aceites) de los catecúmenos y de los enfermos.

El jerarca, renovó las promesas de los más de 150 integrantes del presbiterio diocesano, es decir, su consagración y dedicación a Cristo y a la Iglesia, quienes manifestaron ser fieles a la Iglesia Católica, pero además a enseñar la doctrina.

Don Domingo Díaz resaltó la importancia del óleo de los enfermos, que, como cita la carta de Santiago son el remedio de la enfermedad.

Con el Santo Crisma consagrado por el Arzobispo, se ungieron a los recién bautizados; los confirmados son sellados, y se ungen las manos de lis presbítero, la cabeza de los obispos y las iglesias y los altares.

Y con el óleo de los enfermos, éstos reciben alivio en su debilidad.

Debido a la grandeza litúrgica pastoral para esta misa, se reúnen los sacerdotes y manifiestan la unidad perpetuada en la Iglesia.

Crisma y sacerdocio se unen en esta celebración que hace presente de modo más expresiva el misterio de la iglesia.

Esta homilía, el Arzobispo concelebra con su presbiterio, conceda el Santo crisma y bendice los demás óleos, es una manifestación de la comunión que existe entre el arzobispo y los presbíteros en el único es mismo sacerdocio ministerio de Cristo.


Policiaca

Balean a padre e hija dentro de su hogar

Varios sujetos allanaron violentamente la madrugada de este miércoles

Local

Dos años sin inspección sanitaria en PIFSAL

Locatarios de la Central de Abastos, confiados en tener resultados satisfactorios

Local

Apertura de vialidades en Santiago Tulantepec

La obra comprendió pavimento, dren, drenaje sanitario y agua potable con inversión de 21 mdp

Local

Fayad: Hidalgo mantiene tasa decrecimiento

El IMSS reveló que se generaron 6 mil 832 empleos formales durante el primer trimestre de 2019

Local

Reconocen a nueva mesa directiva

Ayer, la SEMOTH recibió los documentos que acreditan a Catarino Zúñiga como presidente

Deportes

Pulen e impulsan a talentos boxísticos

Desde el 2007 le han dado continuidad a la enseñanza ahora es como escuela municipal

Local

Reinauguran “Talentos Emergentes” en Apan

Se trata de una exhibición de cuarenta fotografías la cual se presentará en la Casa de Cultura