imagotipo

Matan a chofer de microbús, su esposa estaba cuando lo balearon

  • Felipe Vega
  • en Local

Tulancingo, Hidalgo.- Joven chofer de un microbús de la línea LAC perdió la vida tras ser baleado por uno de dos desconocidos, cuando circulaba de Acoculco, Puebla, a Tulancingo.
La esposa del trabajador del volante atestiguó la mortal agresión y señaló que los ahora homicidas huyeron en una camioneta.
Alrededor de las 7:30 de la noche del domingo, policías municipales de Cuautepec se enteraron de que en Santa Rita estaba un varón herido de bala.
De inmediato llegaron al lugar y vieron que los de Protección Civil de la misma jurisdicción trataban de reanimar al hombre, sin lograrlo.
El cadáver quedó en el asiento trasero de un Tsuru Nissan color gris, cuyo propietario se ofreció a apoyarlo poco después del atentado.
Por voz de los deudos, se conoció que Juan Manuel R.C., de 23 años, era operador de una colectiva que da servicio en la mencionada ruta.
Explicaron que, la tarde de anteayer, cuando ya regresaba a tierras hidalguenses, procedente del estado de Puebla, fue rebasado por una camioneta verde con crema.
El copiloto de esa unidad descendió presuroso y, sin mediar palabra, le disparó en repetidas ocasiones al operador del microbús.
Después abordó la camioneta y junto con su cómplice emprendieron la huida.
El chofer todavía manejó un poco pero al perder sangre se debilitó y su acompañante, desesperada, pidió ayuda a unas personas, cerca del poblado Santa Elena.
Lo subieron al coche particular para trasladarlo a algún hospital, pero también pidieron ayuda al 911 con el fin de los alcanzaran.
En Santa Rita se encontraron y aunque los de Protección Civil intentaron estabilizarlo y salvarle la vida, el chofer pereció.
Su deceso fue reportado a personal de la Procuraduría de Justicia comisionado en Tulancingo para las diligencias legales.
La agresión hacia el trabajador del volante causó sorpresa entre sus familiares, pues, en apariencia, no tenía problemas con nadie.
Desde el domingo en la noche, agentes investigadores, dependientes de la PGJ, tratan de aclarar el crimen del chofer de la colectiva, quien, por cierto, no tenía mucho tiempo de haber contraído nupcias.

Vehículo donde viajaban el ahora occiso y su esposa. Foto: El Sol de Tulancingo.

Vehículo donde viajaban el ahora occiso y su esposa. Foto: El Sol de Tulancingo.