/ jueves 25 de julio de 2019

La herencia del bordado de Tenangos

Desde niñas las mujeres de Tenango de Doria aprenden a bordar no solo el famoso Tenango, también el punto de cruz.

Desde muy temprana edad, las mujeres en la comunidad otomí de San Nicolás en el municipio de Tenango de Doria, aprenden a bordar la artesanía conocida como Tenango.

De generación en generación la maestría de la creación de estas coloridas prendas, las aprenden entre mujeres quienes a su vez les enseñan a las nuevas bordadoras.

“Ya tiene años que estoy bordando, desde que tenía ocho años me enseño mi mamá, mi mamá se llamaba Josefa José López, y a ella le enseño su abuelita, porque se crio huérfana mi mamá, apenas tenía un año cuando ya no estuvo su mamá”, dijo Cirila Cajero, bordadora experimentada.

El primer bordado que la mayoría de las mujeres aprenden desde niñas es el punto de cruz, el cual es mucho más exigente en los detalles y la simetría de las figuras, lo que ha distinguido por siglos a las prendas otomíes.

“Como nosotros somos pobres nos pusimos a vender, mi mamá todo lo que bordaba lo vendía todo, y con eso saco adelante a mí y a mi hermana Lidia, igual es bordadora, y tengo una hija que sabe bordar punto de cruz y esto. También mis hijos cuando salían de la escuela bordaban”, platicó Cirila.

Actualmente en las escuelas secundarías de Tenango, se enseña a bordar en los talleres artísticos, como parte de la formación académica de los jóvenes.

“Cuando salía de la escuela me llevaba por leña mi mamá al monte y yo veía esos animales en el monte, y en las pinturas que están en la piedra, mi maestro cuando éramos niños nos llevaba allá a conocer”, comentó la señora Cajero.

De esta manera se hereda el arte del bordado entre mujeres de San Nicolás, lugar conocido como la cuna del Tenango y que entre sus montañas resguarda las pinturas rupestres que son la inspiración de las prendas que han conquistado el mundo.


EL DATO

Las niñas dedican a diario al menos dos o tres horas a bordar.

Desde muy temprana edad, las mujeres en la comunidad otomí de San Nicolás en el municipio de Tenango de Doria, aprenden a bordar la artesanía conocida como Tenango.

De generación en generación la maestría de la creación de estas coloridas prendas, las aprenden entre mujeres quienes a su vez les enseñan a las nuevas bordadoras.

“Ya tiene años que estoy bordando, desde que tenía ocho años me enseño mi mamá, mi mamá se llamaba Josefa José López, y a ella le enseño su abuelita, porque se crio huérfana mi mamá, apenas tenía un año cuando ya no estuvo su mamá”, dijo Cirila Cajero, bordadora experimentada.

El primer bordado que la mayoría de las mujeres aprenden desde niñas es el punto de cruz, el cual es mucho más exigente en los detalles y la simetría de las figuras, lo que ha distinguido por siglos a las prendas otomíes.

“Como nosotros somos pobres nos pusimos a vender, mi mamá todo lo que bordaba lo vendía todo, y con eso saco adelante a mí y a mi hermana Lidia, igual es bordadora, y tengo una hija que sabe bordar punto de cruz y esto. También mis hijos cuando salían de la escuela bordaban”, platicó Cirila.

Actualmente en las escuelas secundarías de Tenango, se enseña a bordar en los talleres artísticos, como parte de la formación académica de los jóvenes.

“Cuando salía de la escuela me llevaba por leña mi mamá al monte y yo veía esos animales en el monte, y en las pinturas que están en la piedra, mi maestro cuando éramos niños nos llevaba allá a conocer”, comentó la señora Cajero.

De esta manera se hereda el arte del bordado entre mujeres de San Nicolás, lugar conocido como la cuna del Tenango y que entre sus montañas resguarda las pinturas rupestres que son la inspiración de las prendas que han conquistado el mundo.


EL DATO

Las niñas dedican a diario al menos dos o tres horas a bordar.

Policiaca

Calcinan a hombre en Actopan

Las unidades policiales se trasladaron a la comunidad de Chicavasco

Turismo

Cinco motivos para practicar snorkel

Aprovecha que México tiene el segundo arrecife de coral más grande del mundo

Local

Inculcan en la población infantil Educación Ambiental en Hidalgo

Exhortan a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y el cuidado de los recursos no renovables

Local

Municipios no pueden comprar vacunas

El acuerdo emitido por la SSA federal sólo faculta a las entidades y personas físicas y morales, advirtió el secretario de Salud, Efraín Benítez

Policiaca

Calcinan a hombre en Actopan

Las unidades policiales se trasladaron a la comunidad de Chicavasco