/ jueves 8 de agosto de 2019

GN y Ejército deben hacer base: alcaldes

Piden presencia durarera de al menos 300 efectivos entre las comunidades en conflicto

A fin de destensar el ambiente y prevenir nuevos enfrentamientos entre pobladores, deben permanecer de forma permanente efectivos del Ejército y la Guardia Nacional en los límites de La Estancia y El Alberto, comunidades de los municipios de Chilcuautla e Ixmiquilpan, respectivamente, en tanto se resuelve el conflicto territorial que ha cobrado vidas.

En esto coincidieron los alcaldes Genaro Trejo Martínez y Pascual Charrez Pedraza, al ser entrevistados ayer en el Congreso local, adonde asistieron a una reunión donde plantearían argumentos cada parte para resolver este conflicto que dejó una persona muerta el pasado 26 de julio.

Trejo Martínez, presidente municipal de Chilcuautla, señaló que deberían permanecer y no solo hacer presencia, entrar y salir, los efectivos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional que acuden a los predios en disputa, donde murió a causa de un disparo de arma de fuego, en 2010, el excalcalde de Ixmiquilpan, Cirilo Hernández Quezada.

Aseveró que mientras al Congreso Local le compete hacer respetar el Decreto 17 de 2011 donde se fijan los límites territoriales entre ambas comunidades, al gobierno le corresponde mantener la paz y tranquilidad, por lo que reiteró la necesidad de que los efectivos del Ejército y la Guardia Nacional permanezcan en el predio en disputa.

En cuanto a las armas de fuego en la región, Trejo Martínez señaló que no ha visto armas de grueso calibre, pero sí tienen gran alcance porque los disparos llegan hasta las casas, por lo que respaldó que el Ejército aplique una campaña de desarme, pero pareja, y no solo hacia uno de los bandos.

Por su parte, el alcalde ixmiquilpense Pascual Charrez coincidió en la petición de que sea permanente la presencia de los efectivos y consideró necesaria la presencia de al menos 300 elementos destacamentados en la zona para evitar nuevos enfrentamientos.

A fin de destensar el ambiente y prevenir nuevos enfrentamientos entre pobladores, deben permanecer de forma permanente efectivos del Ejército y la Guardia Nacional en los límites de La Estancia y El Alberto, comunidades de los municipios de Chilcuautla e Ixmiquilpan, respectivamente, en tanto se resuelve el conflicto territorial que ha cobrado vidas.

En esto coincidieron los alcaldes Genaro Trejo Martínez y Pascual Charrez Pedraza, al ser entrevistados ayer en el Congreso local, adonde asistieron a una reunión donde plantearían argumentos cada parte para resolver este conflicto que dejó una persona muerta el pasado 26 de julio.

Trejo Martínez, presidente municipal de Chilcuautla, señaló que deberían permanecer y no solo hacer presencia, entrar y salir, los efectivos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional que acuden a los predios en disputa, donde murió a causa de un disparo de arma de fuego, en 2010, el excalcalde de Ixmiquilpan, Cirilo Hernández Quezada.

Aseveró que mientras al Congreso Local le compete hacer respetar el Decreto 17 de 2011 donde se fijan los límites territoriales entre ambas comunidades, al gobierno le corresponde mantener la paz y tranquilidad, por lo que reiteró la necesidad de que los efectivos del Ejército y la Guardia Nacional permanezcan en el predio en disputa.

En cuanto a las armas de fuego en la región, Trejo Martínez señaló que no ha visto armas de grueso calibre, pero sí tienen gran alcance porque los disparos llegan hasta las casas, por lo que respaldó que el Ejército aplique una campaña de desarme, pero pareja, y no solo hacia uno de los bandos.

Por su parte, el alcalde ixmiquilpense Pascual Charrez coincidió en la petición de que sea permanente la presencia de los efectivos y consideró necesaria la presencia de al menos 300 elementos destacamentados en la zona para evitar nuevos enfrentamientos.

Policiaca

Torturado lo aventaron a canal de agua sucia

Se desconoce la identidad de hombre encontrado en el lugar