/ jueves 23 de septiembre de 2021

En región de Tula, presas Requena y Endhó, al máximo

La primera está al 104 por ciento de su capacidad y vierte 159.395 metros cúbicos por segundo

Las lluvias siguen azotando la Ciudad de México y el Valle de México, manteniendo en zozobra a los habitantes de las comunidades ribereña al río Tula, hasta Tasquillo y en especial a nueve comunidades del municipio de Tula. Y la preocupación aumenta porque las Presas Requena y Endhó han estado por varios días derramando grandes volúmenes de agua y la Conagua está desfogando la Requena.

La cuenca del río Tula, ha recibido desde el siglo XVII las aguas pluviales del Valle de México que generaban inundaciones, para lo cual se construyó el paso de Nochistongo y siglos después recibió las aguas residuales de la ciudad de México para lo cual se construyeron canales, presas o vasos reguladores, entre ellos la Presa Requena ubicada en Tepeji del Río y la Endhó, en Tula de Allende.

Cuando la mancha urbana creció, se comenzó a drenar más agua y se hizo necesario construir los drenajes profundos, primero el túnel Emisor Central y recientemente el Túnel Oriente, creando el distrito de riego más grande del mundo para lo cual se construyó más infraestructura hidráulica, que ahora administra y opera la Comisión Nacional de Agua.

El río Tula es el colector general del río Pánuco y hoy a pesar de la gran red de ríos, canales y canaletas con que cuenta resultan insuficientes para conducir el agua que llega por los emisores y de los escurrimientos, que son controlados en esta zona por las presas Taxhimay, Requena y Endhó.

La presa Taxhimay ubicada en el estado de México vierte sus aguas al río Tepeji, que funciona como un colector, que las conduce a la presa Requena, que alimenta directamente al río Tula, que envía parte de su caudal a gran parte del Distrito de Riego del Rio Tula, pero también vierte sus aguas a la Presa Endhó.

Pero como el río Tula recibe otras aportaciones que no puede ser administradas por la Conagua, que provienen del río Tlautla, el río Rosas y el río Michimaloya, que van dar a la Presa Endhó a su vez vierte sus aguas hacia Tezontepec de Aldama en otro tramo del río Tula, y por varios días y hasta la mañana de ayer desfogó más de 200 metros cúbicos por segundo, se han estado emitiendo alertas por inundación a lo largo del río Tula.

Ayer por la tarde a las 14 horas la Conagua reportó a las 14:00 horas, que la presa Requena estaba al 98.72 % de su capacidad de almacenamiento, y que se estaba realizando un desfogue de 50.0 metros cúbicos por segundo. La noche anterior la Requena estaba al 102 por ciento. En tanto que la Presa Endhó estaba al 104.14 % de su capacidad de almacenamiento, con un derrame por su vertedor de 159.395 m3/seg.

La Conagua exhortó a los municipios agua abajo, desde Tezontepec de Aldama hasta Tasquillo a tomar medidas pertinentes en caso de que aumente el derrame por el vertedor de excedencias de la Presa Endhó, además considerar el gasto del rio salado en Tezontepec de Aldama que tenía una escala de 1.25 con un gasto estimado de 16.924 metros cúbicos por segundo.

Asimismo, reportó que la escala del Río Tula en Ixmiquilpan alcanzaba los 3.59, con un gasto de 248.540 metros cúbicos por segundo, apenas 1.01 metros por debajo de la escala del Nivel de Aguas Máximas Ordinarias, que corresponde a 4.60. Y Tasquillo, tenía una escala de 3.47 con un gasto de 212.0 metros cúbicos por segundo.

La Conagua advirtió ayer, a las 14 horas, a las corporaciones de Protección Civil que, en caso de incrementar los niveles en las escalas, debían realizar acciones de acuerdo a su protocolo, ya que había riesgo de desbordamiento en algunos puntos del río Tula.

Las lluvias siguen azotando la Ciudad de México y el Valle de México, manteniendo en zozobra a los habitantes de las comunidades ribereña al río Tula, hasta Tasquillo y en especial a nueve comunidades del municipio de Tula. Y la preocupación aumenta porque las Presas Requena y Endhó han estado por varios días derramando grandes volúmenes de agua y la Conagua está desfogando la Requena.

La cuenca del río Tula, ha recibido desde el siglo XVII las aguas pluviales del Valle de México que generaban inundaciones, para lo cual se construyó el paso de Nochistongo y siglos después recibió las aguas residuales de la ciudad de México para lo cual se construyeron canales, presas o vasos reguladores, entre ellos la Presa Requena ubicada en Tepeji del Río y la Endhó, en Tula de Allende.

Cuando la mancha urbana creció, se comenzó a drenar más agua y se hizo necesario construir los drenajes profundos, primero el túnel Emisor Central y recientemente el Túnel Oriente, creando el distrito de riego más grande del mundo para lo cual se construyó más infraestructura hidráulica, que ahora administra y opera la Comisión Nacional de Agua.

El río Tula es el colector general del río Pánuco y hoy a pesar de la gran red de ríos, canales y canaletas con que cuenta resultan insuficientes para conducir el agua que llega por los emisores y de los escurrimientos, que son controlados en esta zona por las presas Taxhimay, Requena y Endhó.

La presa Taxhimay ubicada en el estado de México vierte sus aguas al río Tepeji, que funciona como un colector, que las conduce a la presa Requena, que alimenta directamente al río Tula, que envía parte de su caudal a gran parte del Distrito de Riego del Rio Tula, pero también vierte sus aguas a la Presa Endhó.

Pero como el río Tula recibe otras aportaciones que no puede ser administradas por la Conagua, que provienen del río Tlautla, el río Rosas y el río Michimaloya, que van dar a la Presa Endhó a su vez vierte sus aguas hacia Tezontepec de Aldama en otro tramo del río Tula, y por varios días y hasta la mañana de ayer desfogó más de 200 metros cúbicos por segundo, se han estado emitiendo alertas por inundación a lo largo del río Tula.

Ayer por la tarde a las 14 horas la Conagua reportó a las 14:00 horas, que la presa Requena estaba al 98.72 % de su capacidad de almacenamiento, y que se estaba realizando un desfogue de 50.0 metros cúbicos por segundo. La noche anterior la Requena estaba al 102 por ciento. En tanto que la Presa Endhó estaba al 104.14 % de su capacidad de almacenamiento, con un derrame por su vertedor de 159.395 m3/seg.

La Conagua exhortó a los municipios agua abajo, desde Tezontepec de Aldama hasta Tasquillo a tomar medidas pertinentes en caso de que aumente el derrame por el vertedor de excedencias de la Presa Endhó, además considerar el gasto del rio salado en Tezontepec de Aldama que tenía una escala de 1.25 con un gasto estimado de 16.924 metros cúbicos por segundo.

Asimismo, reportó que la escala del Río Tula en Ixmiquilpan alcanzaba los 3.59, con un gasto de 248.540 metros cúbicos por segundo, apenas 1.01 metros por debajo de la escala del Nivel de Aguas Máximas Ordinarias, que corresponde a 4.60. Y Tasquillo, tenía una escala de 3.47 con un gasto de 212.0 metros cúbicos por segundo.

La Conagua advirtió ayer, a las 14 horas, a las corporaciones de Protección Civil que, en caso de incrementar los niveles en las escalas, debían realizar acciones de acuerdo a su protocolo, ya que había riesgo de desbordamiento en algunos puntos del río Tula.

Policiaca

Fallecen ahogados padre e hijo en Santiago Tezontlale

Se encontraban de día de campo cuando ocurrió la tragedia

Local

Retorno a clases es seguro

En Santiago de Anaya, el cuadro de vacunación se cumplió en las distintas edades programadas, sin embargo, aún faltan menores de 18 años

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Calentamiento global 1: Rebelión de la naturaleza

La evidencia científica sobre el rápido cambio climático es inequívoca

Deportes

Tuzas va por puntos ante el último lugar

El último triunfo de las Tuzas fue el 30 de agosto por 6-2 ante Puebla en fecha 7, desde entonces tiene 3 derrotas y dos empates

Mundo

Malala Yousafzai pide a talibanes permitir regreso de niñas a la escuela

Ha pasado un mes desde que los talibanes islamistas, que tomaron el poder en agosto, excluyeron a las alumnas de volver a la escuela secundaria

Cultura

José María Vitier triunfa en el Teatro Juárez tras su presentación en el FIC

Los asistentes capitalinos agradecieron la excelsa velada con más de tres minutos de aplausos