/ viernes 23 de octubre de 2020

Cambiaron los tenangos por siembra y cosecha

El Covid-19 afectó a buena parte de la población que se dedica al bordado, sin embargo, al tener cultivos en sus casas, la gente generó algunos ingresos

Varias personas en Tenango de Doria, al no tener ingreso económico para adquirir los hilos y la tela, entonces tuvieron que dedicarse a otras faenas, aunque no dejaron de bordar del todo, pero sí fue mucho menor la producción hasta un 80 por ciento menos de lo que hacían antes de la pandemia, poco, pero preservaron la tradición. Lo que cosechan de sus huertos o parcelas, como verduras, granos y hortalizas no sólo les permite ser autosustentables sino también vender dichos productos en plazas.

Algunos por lo menos tenían un ingreso entre los 200 y hasta mil 500 pesos a la semana, aunque no la mayoría, pero sí sobre todo aquellas que se encuentran establecidas en la cabecera. En tanto en comunidades, llegaban clientes por varias piezas y lo saben, para revender en otros partes del estado o del país.

Apenas se han venido recuperando al comenzar a salir a las plazas de la región a ofrecer sus prendas, enfatizó Francisco Huerta Fonseca, presidente del Concejo de Administración: “El Covid-19 sí afectó a buena parte de la población que se dedica al bordado, sin embargo, la gente al tener cultivos en sus casas, siguieron teniendo ingresos, pues varios de ellos igualmente se dedican a comercializar lo que siembran o bien a consumir lo que ellos mismos tienen en sus terrenos, como: maíz, café cereza, frijol y manzana”.

Cabe citar que, en Tenango de Doria de los 19 mil habitantes, la Población Económicamente Activa (PEA) del municipio asciende a 5 mil 333 personas de las cuales el 37.27 por ciento, pertenece al sector primario, a las labores del campo, en tanto que solo el 18.63 al secundario que es justamente donde se encuentran los artesanos y el 42.41 al terciario, como industria y comercio.

“Somos un municipio productivo, donde en muchas de las comunidades se siembra y cosecha frijol, maíz; la gente de Tenango de Doria es muy trabajadora pero sí han ocupado su tiempo en las faenas del campo”.

Durante esta crisis sanitaria, quienes bordan tenangos, han tenido que ocupar las redes sociales para ofrecer sus productos, aunque igual, de manera organizada en grupos, piden a alguien que salga a vender en algún municipio de la región, lo que han venido elaborando, pues sí es una forma de vida, finalizó.

Varias personas en Tenango de Doria, al no tener ingreso económico para adquirir los hilos y la tela, entonces tuvieron que dedicarse a otras faenas, aunque no dejaron de bordar del todo, pero sí fue mucho menor la producción hasta un 80 por ciento menos de lo que hacían antes de la pandemia, poco, pero preservaron la tradición. Lo que cosechan de sus huertos o parcelas, como verduras, granos y hortalizas no sólo les permite ser autosustentables sino también vender dichos productos en plazas.

Algunos por lo menos tenían un ingreso entre los 200 y hasta mil 500 pesos a la semana, aunque no la mayoría, pero sí sobre todo aquellas que se encuentran establecidas en la cabecera. En tanto en comunidades, llegaban clientes por varias piezas y lo saben, para revender en otros partes del estado o del país.

Apenas se han venido recuperando al comenzar a salir a las plazas de la región a ofrecer sus prendas, enfatizó Francisco Huerta Fonseca, presidente del Concejo de Administración: “El Covid-19 sí afectó a buena parte de la población que se dedica al bordado, sin embargo, la gente al tener cultivos en sus casas, siguieron teniendo ingresos, pues varios de ellos igualmente se dedican a comercializar lo que siembran o bien a consumir lo que ellos mismos tienen en sus terrenos, como: maíz, café cereza, frijol y manzana”.

Cabe citar que, en Tenango de Doria de los 19 mil habitantes, la Población Económicamente Activa (PEA) del municipio asciende a 5 mil 333 personas de las cuales el 37.27 por ciento, pertenece al sector primario, a las labores del campo, en tanto que solo el 18.63 al secundario que es justamente donde se encuentran los artesanos y el 42.41 al terciario, como industria y comercio.

“Somos un municipio productivo, donde en muchas de las comunidades se siembra y cosecha frijol, maíz; la gente de Tenango de Doria es muy trabajadora pero sí han ocupado su tiempo en las faenas del campo”.

Durante esta crisis sanitaria, quienes bordan tenangos, han tenido que ocupar las redes sociales para ofrecer sus productos, aunque igual, de manera organizada en grupos, piden a alguien que salga a vender en algún municipio de la región, lo que han venido elaborando, pues sí es una forma de vida, finalizó.

Policiaca

Chocan en el Colosio contra un poste y quedan prensados

Las cuatro personas que resultaron lesionadas tuvieron que ser liberadas del vehículo

Local

Tulancingo, con 202 muertes por Covid-19

Del total en aquellas personas entre los 55 y 74 años de edad, se registran 155

Local

El precio del gas llegó hasta 70 pesos más

Un cilindro de 20 kilos puede llegar a costar 396.20 pesos, cuando su precio en octubre era de 321.80 pesos