imagotipo

Jesse & Joy llaman a la unidad de los latinos ante adversidades

“Nuestro Grammy lo dedicamos a nuestros padres”, afirmaron Jesse y Joy, quienes añadieron que también a la comunidad inmigrante para hacerles un llamado a mantenerse unidos ante la adversidad actual en Estados Unidos.

“Como méxico-americanos que somos, al haber nacido en Estados Unidos y ser de raíces mexicanas, nos duele lo que esta sucediendo en la actualidad con la discriminación y acoso a inmigrantes, pero al mismo tiempo llamamos a la unidad, porque con ésta conseguimos más puntos a nuestro favor”, señaló Joy.

Este domingo, en la pretransmisión de la ceremonia estelar del Grammy, en el Staples Center de Los Ángeles, Jesse y Joy ganaron en la categoría de mejor álbum pop latino por su producción “Un besito más”, que grabaron para honrar a su recién fallecido padre.

“Nos sentimos orgullosos, honrados y supercontentos. Esta es nuestra segunda vez nominados, y la vez pasada no ganamos, pero no tuvimos que esperar hasta el tercer disco”, anotó Joy, quien acudió junto con su hermano a la sala de prensa de ganadores.

Entérate: #Grammys2017 Inicia la ceremonia de premiación a lo mejor de la música

“Este premio es muy especial para nosotros. Lo hicimos en memoria de nuestro papi, y en tiempos como hoy nos sentimos más contentos de mostrar una cara multicultural y positiva en esta nación”, resaltó.

“A los inmigrantes les decimos que no tengan miedo a la discriminación, que luchen por sus sueños, ya que trabajando duro se puede llegar al espacio sideral”, indicó Jesse, quien reconoció que nunca esperaron llegar hasta donde han llegado en su carrera artística.

El dueto, que recién lanzó una producción en inglés, indicó que ese álbum bilingüe va a demostrar a la gente “que somos de dos culturas, hablamos dos idiomas y podemos llegar a más culturas, ya sea en español o en inglés”, anotó.

Lee también: Lluvia de estrellas en la Alfombra Roja de los #Grammy2017

“Ahora más que nunca se está propagando el odio en el mundo, y a esos estereotipos los rompemos con perseverancia”, enfatizó Joy, quien compartió que tuvieron que hacer un viaje de 23 horas desde Chile para poder llegar a Los Ángeles.