imagotipo

Daniela Vega, aclamada en la Berlinale por su “mujer fantástica”

La actriz chilena Daniela Vega fue aclamada hoy en la Berlinale por su papel en “Una mujer fantástica”, dirigida por el chileno Sebastián Leilo que compite por el Oso del festival y que gira en torno a la exclusión que sufre una persona transgénero, su papel en el filme.

Vega, “Marina Vidal” en la película, se presentó ante la crítica internacional del festival europeo convencida de que su personaje representa la “lucha por la dignidad” de una mujer como la que interpreta, frente a las convenciones “dominantes” en la sociedad donde vive.

“Ella siente que su dignidad está por encima de cualquier cosa”, explicó Vega tras el estreno ante los medios de su filme, una co-producción chileno-española-alemana.

Se topará ante un muro de exclusiones y la cruda realidad de que a nadie le interesa ni siquiera saber “cómo se siente” alguien que, como ella, acaba de perder a su pareja.

En lugar de ello, se ve excluida por la familia del hombre que acaba de morir, de forma súbita, que ni siquiera consiente en dejarla asistir a su entierro, mientras que Marina a lo único que aspira es a despedirse de éste.

Vega compareció ante los medios de la Berlinale acompañada por el director, Lelio, su compañero masculino de rodaje, Francisco Reyes, así como el productor Juan de Dios Larraín.

Se trataba del debut de la actriz en la capital alemana, donde explicó que había interpretado a otras mujeres transexuales y dejó en el aire si, en el futuro, podría plantearse otros personajes femeninos, como una embarazada o una madre -“depende de lo que nos traiga el futuro”, dijo-.

Lelio acudía a la Berlinale tras el éxito logrado en 2013 con “Gloria”, Oso de Plata a su actriz, Paulina García, asimismo producida por Larraín.

Chile ha sido un peso fuerte en las últimas ediciones de ese festival, ya que al éxito de “Gloria” siguieron, dos años después, el Gran Premio del Jurado fue para “El Club”, de Pablo Larraín -también implicado en la producción de “Una mujer fantástica”-, y el de mejor guión para “El botón de nácar”, de Patricio Guzmán.

Lelio explicó que, de nuevo, se dejó llevar por su “fascinación por los personajes femeninos”, llevado por su pasión de “filmar lo que es distinto a uno” y de “explorar” en esos universos.

/cpg