/ miércoles 4 de octubre de 2017

Deliciosa penitencia, presos de Italia se rehabilitarán con... ¿café?

Se trata de una innovadora forma de brindarles oportunidades laborales a los detenidos

El bar del Palacio de Justicia de Turín (norte de Italia), que estuvo un tiempo cerrado, reabrirá en los próximo meses con un perfil muy innovador: serán los detenidos o ex presos en reinserción quienes servirán los cafés, anunció este miércoles la comuna.

 

En la inmensa estructura que alberga a todas las instancias judiciales de la capital piamontesa, desde la fiscalía al tribunal de apelaciones, el snack-bar, que brinda servicio a los 900 empleados y centenares de magistrados, abogados y público que asiste cotidianamente a las audiencias, cerró hace varios meses a causa de problemas de gestión.

 

Pero, la comuna de Turín, propietaria del local, firmó este miércoles un protocolo proponiendo una concesión por seis años a un organismo que se ocupa de la reinserción de los detenidos.

 

Tras el llamado a ofertas, el bar debería reabrir en algunos meses, aseguró a la AFP Michele Chicco, portavoz de la comuna.

 

"Esto se integra en el marco de los esfuerzos de humanización de la detención, puesto que tener un trabajo durante la jornada, estar en contacto con la clientela, ayuda a la reinserción al finalizar la pena", explicó, sin pronunciarse sobre la eventualidad de que un preso tenga que servirle un sándwich al juez que lo condenó.

 

Este esfuerzo se orientará hacia otros aspectos, en tanto 60 m2 del vasto local estarán reservados a proyectos culturales y exposiciones sobre los derechos de los detenidos y la humanización de las penas.

El bar del Palacio de Justicia de Turín (norte de Italia), que estuvo un tiempo cerrado, reabrirá en los próximo meses con un perfil muy innovador: serán los detenidos o ex presos en reinserción quienes servirán los cafés, anunció este miércoles la comuna.

 

En la inmensa estructura que alberga a todas las instancias judiciales de la capital piamontesa, desde la fiscalía al tribunal de apelaciones, el snack-bar, que brinda servicio a los 900 empleados y centenares de magistrados, abogados y público que asiste cotidianamente a las audiencias, cerró hace varios meses a causa de problemas de gestión.

 

Pero, la comuna de Turín, propietaria del local, firmó este miércoles un protocolo proponiendo una concesión por seis años a un organismo que se ocupa de la reinserción de los detenidos.

 

Tras el llamado a ofertas, el bar debería reabrir en algunos meses, aseguró a la AFP Michele Chicco, portavoz de la comuna.

 

"Esto se integra en el marco de los esfuerzos de humanización de la detención, puesto que tener un trabajo durante la jornada, estar en contacto con la clientela, ayuda a la reinserción al finalizar la pena", explicó, sin pronunciarse sobre la eventualidad de que un preso tenga que servirle un sándwich al juez que lo condenó.

 

Este esfuerzo se orientará hacia otros aspectos, en tanto 60 m2 del vasto local estarán reservados a proyectos culturales y exposiciones sobre los derechos de los detenidos y la humanización de las penas.

Policiaca

Humilde vivienda extinta por fuego

Dentro no se halló una fuente de ignición, las llamas pudieron ser provocadas

Local

DIF estatal realizó entrega de despensas en Tulancingo

Hasta el momento se han otorgado 19 paquetes alimentarios de los 30 mil que se contemplan

Local

Empacadores de la tercera edad, dos meses sin laborar

Las empresas los han apoyado colocando alcancías y mil pesos a la quincena

Local

Alrededor de 40 % de motociclistas sin licencia de conducir

Detectados en operativos que realiza Tránsito Municipal

Policiaca

Niño se ahoga en un afluente

Según sus padres, sufría epilepsia y cayó al presentar un ataque

Policiaca

Servicios de emergencia también rescatan perros y gatos

La población les llama para que auxilien a sus mascotas

Policiaca

Perdió todo por el fuego

Un adulto mayor quedó sin hogar, en Mixquiahuala

México

Concluye la Jornada de Sana Distancia con casi 10 mil muertos por Covid-19

En las últimas 24 horas se registraron 2 mil 885 casos, con lo que México suma 87 mil 512 contagios