imagotipo

Reacción a tiempo

Tulancingo, Hidalgo.- El Pachuca se aproxima a zona de turbulencias…
Esta semana, los Tuzos deben empezar a poner un ojo al gato (visitan a Monterrey, el próximo sábado) y otro al garabato (tres días después reanudan su participación en la Concachampions, visitando al Saprisa de Costa Rica).
Sí, ha llegado el momento para que Diego Alonso haga uso de toda su plantilla, con rotaciones más constantes entre titulares y aquellos elementos que han tenido menos participación.
Es momento de que gente como Erik Aguirre, Stefan Medina, Roberto Alvarado y Alfonso Blanco, así como el charrúa Braian Rodríguez o el chileno Jorge Vergara demuestren tamaños para esta responsabilidad.
Ya sea en Monterrey o en San José de Costa Rica, el cuadro hidalguense tendrá que plantear dos formaciones con aspiraciones para lograr un buen resultado.
REPUNTARON
A favor de los Tuzos está la confianza que han retomado en la Liga MX, la noche del sábado, venciendo 1-0 al campeón Tigres.
Sin lucimiento, el Pachuca se aplicó en ganar ese partido a como diera lugar… y lo consiguió.
Dejó atrás una racha de tres jornadas sin triunfos; además, Franco Jara reencontró el gol, aliviando un poco esa escasa producción de un tanto en tres jornadas. Ahora son dos en cuatro fechas.
Este resultado les permitió repuntar en la clasificación, inyectando tranquilidad y confianza en el grupo, de cara al temporal que se avecina.
Toda esta semana tienen Alonso y sus pupilos para preparar dos compromisos muy peligrosos. La primera, reiteramos, el sábado, sobre la cancha del BBVA, en la Sultana del Norte. La última vez que se presentaron ahí salieron campeones. Algo que los Rayados deben tener muy presente.