imagotipo

Probaron su semillero

Tulancingo, Hidalgo.- Ahora fueron los niños y jóvenes, semilleros del Club Campestre de Tulancingo, quienes midieron su grado de competitividad en el torneo que les dedicaron el sábado pasado.
Desde temprana hora, padres de familia, profesores y los pequeños raquetas se reunieron para dar paso a la competencia.
Buen ánimo y disposición se mostraron para apoyar a las nuevas promesas del deporte, que en ese club se preparan profesionalmente.
Fueron 13 menores, entre siete y 13 años, alumnos de Elia Márquez, Elia Marroquín y Luis Felipe Rivera, los que protagonizaron la buena jornada.
Este espacio deportivo se ha distinguido con el paso de las décadas por el importante impulso que dan al tenis, logrando, para orgullo de Tulancingo, tener representantes que incluso han traspasado las fronteras y han resultado ganadores. El más reciente caso es el de las hermanas Fernanda y Berenice Castillo Huerta o Oliverio Ortega, por mencionar solo algunos de los talentos..
En todo ello ha resultado la intervención de los padres de familia, quienes con disciplina acuden a las clases y han resultado los impulsores de estos niños y jóvenes, que se preparan para las próximas competencias estatales y nacionales o también como parte de su formación y crecimiento personal.
En la jornada sabatina pudo verse, además de la dedicación, el esfuerzo de los minitenistas; además, se disfrutó de un buen ambiente.