imagotipo

París Saint Germain se impuso al Burdeos

  • AFP Agencia
  • en Deportes

El París Saint Germain, con un doblete de Edinson Cavani y un gol más de Ángel Di María, se impuso 3-0 en su visita al Burdeos, en el partido que abrió la fecha 25 de la Liga francesa, gracias a lo cual alcanzó provisionalmente al líder Mónaco, que hoy podría recuperar su ventaja de tres puntos, si vence al Metz.

Tras un período de dudas, el actual campeón ofreció una demostración de fuerza, con la autoridad de antaño y tres días antes de enfrentarse al Barcelona, en los octavos de final de la Champions League.

De hecho, el técnico Unai Emery dejó entre los suplentes al volante Julián Draxler, fichado en el pasado mercado de invierno y de un gran rendimiento desde su llegada.

Le salió redonda la sesión al español. Sacó adelante el compromiso y alcance al Mónaco, que afrontará la visita del Metz, sin margen de error para no minimizar su renta.

Pronto se le puso de cara el choque al Paris Saint Germain ante un rival al alza. El Burdeos recibió al campeón con una buena trayectoria y sin conocer la derrota en la Liga francesa desde el 17 de diciembre, cuando cayó en Montpellier. Desde entonces sumaba seis encuentros sin perder.

Pero el equipo de Burdeos tuvo en contra, sobre todo, la inspiración y el momento de Cavani. Un doblete suyo prolongó su racha. El uruguayo acumula 25 goles en igual número de fechas disputadas.

Abrió la cuenta al minuto 6, tras recibir un rechace en la media luna, desde donde resolvió con una precisa volea que sorprendió al portero Cedric Carrasco.

Burdeos intentó reaccionar, aunque el París Saint Germain tenía el encuentro controlado. Lo resolvió entre el final de la primera parte y el inicio de la segunda.

Un contragolpe lanzado entre Lucas Moura y Marco Verratti, quien dio el pase definitivo, fue culminado por Di María, quien picó el balón por encima de Carrasco, al minuto 41.

Tras el descanso, el Paris Saint Germain sentenció el partido. Un pase preciso de Ángel Di María fue aprovechado por Cavani, quien superó a Carrasco y cerró el duelo, al minuto 47.

Emery respiró. Vio la situación clara y recurrió al banco de suplentes para dosificar a sus jugadores ante la cita frente el Barcelona.

Al minuto 60 sustituyó a Verratti para dar ingreso a Christopher Nkunku. A continuación, Di María dejó su sitio a Draxler. Y a 20 minutos del final, Cavani abandonó el terreno de juego, sustituido por Hatem Ben Arfa.