/ viernes 15 de mayo de 2020

Los Diablos Rojos aportan figuras a las Grandes Ligas

La novena capitalina es el club que más beisbolistas ha enviado a la gran carpa

Con 80 años en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), los Diablos Rojos del México han sido una de las organizaciones que más ha desarrollado el talento del pelotero mexicano y gracias a ello varios beisbolistas han llegado a Grandes Ligas.

En los últimos años hemos sido testigos de ver a una gran cantidad de jóvenes peloteros mexicanos surgidos de la cantera escarlata, y eso gracias a sus últimos propietarios (Roberto Mansur Galán) y Alfredo Harp Helú), que han apostado por desarrollar el talento nacional.

Aurelio López, Salomé Barojas, Joakim Soria, Roberto Osuna son relevistas que han brillado en su paso por Grandes Ligas y todos han salido de los Diablos Rojos en distintas épocas, Aurelio y Salomé dieron el brinco de la novena capitalina a la gran carpa, mientras Soria y Osuna pudieron debutar en la Liga Mexicana de Beisbol, para después comenzar una corta carrera en las sucursales de la Unión Americana y tras ser operados de sus brazos, pudieron debutar en las Mayores, y actualmente son los mejores relevistas mexicanos.

En la década de los años 90’s vimos una gran cantidad de lanzadores que no sólo llegaron, sino que se pudieron establecer en el mejor beisbol del mundo.

Apenas la campaña anterior dos de sus estudiantes más avanzados Andrés Muñoz y Gerardo Reyes debutaron con los Padres de San Diego, que a últimas fechas se ha convertido en el club que más confía en el talento nacional.

Antes de la década de los 80’s, era muy difícil que un joven pelotero mexicano fuera firmado por alguna organización de Grandes Ligas para llevárselo y desarrollarlo como sucede en nuestros días.

Con el surgimiento de la Academia de Pastejé, varios clubes de la Unión Americana comenzaron a buscar convenios de trabajo con los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, Pastejé fue otra opción para las novenas estadounidenses.

Por desgracia Pastejé resintió la apatía de muchos directivos que no trabajaban para desarrollar el talento mexicano. El Carmen, Nuevo León fue la siguiente Academia del Beisbol Mexicano, todavía se mantiene, pero no como en sus inicios.

Varios equipos decidieron abrir sus propias Academias, como Tijuana, Yucatán, Monclova, Diablos, Puebla, comenzaron a desarrollar a los jóvenes peloteros.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

Con 80 años en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), los Diablos Rojos del México han sido una de las organizaciones que más ha desarrollado el talento del pelotero mexicano y gracias a ello varios beisbolistas han llegado a Grandes Ligas.

En los últimos años hemos sido testigos de ver a una gran cantidad de jóvenes peloteros mexicanos surgidos de la cantera escarlata, y eso gracias a sus últimos propietarios (Roberto Mansur Galán) y Alfredo Harp Helú), que han apostado por desarrollar el talento nacional.

Aurelio López, Salomé Barojas, Joakim Soria, Roberto Osuna son relevistas que han brillado en su paso por Grandes Ligas y todos han salido de los Diablos Rojos en distintas épocas, Aurelio y Salomé dieron el brinco de la novena capitalina a la gran carpa, mientras Soria y Osuna pudieron debutar en la Liga Mexicana de Beisbol, para después comenzar una corta carrera en las sucursales de la Unión Americana y tras ser operados de sus brazos, pudieron debutar en las Mayores, y actualmente son los mejores relevistas mexicanos.

En la década de los años 90’s vimos una gran cantidad de lanzadores que no sólo llegaron, sino que se pudieron establecer en el mejor beisbol del mundo.

Apenas la campaña anterior dos de sus estudiantes más avanzados Andrés Muñoz y Gerardo Reyes debutaron con los Padres de San Diego, que a últimas fechas se ha convertido en el club que más confía en el talento nacional.

Antes de la década de los 80’s, era muy difícil que un joven pelotero mexicano fuera firmado por alguna organización de Grandes Ligas para llevárselo y desarrollarlo como sucede en nuestros días.

Con el surgimiento de la Academia de Pastejé, varios clubes de la Unión Americana comenzaron a buscar convenios de trabajo con los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, Pastejé fue otra opción para las novenas estadounidenses.

Por desgracia Pastejé resintió la apatía de muchos directivos que no trabajaban para desarrollar el talento mexicano. El Carmen, Nuevo León fue la siguiente Academia del Beisbol Mexicano, todavía se mantiene, pero no como en sus inicios.

Varios equipos decidieron abrir sus propias Academias, como Tijuana, Yucatán, Monclova, Diablos, Puebla, comenzaron a desarrollar a los jóvenes peloteros.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Spotify

Policiaca

Torturado lo aventaron a canal de agua sucia

Se desconoce la identidad de hombre encontrado en el lugar

Local

Pocas denuncias por ciberdelitos: Arroyo

Diputados lo cuestionaron sobre el tema, durante comparecencia

Local

Alerta por nuevo modo de robo de tarjetas

Es un grupo que inestabiliza a las víctimas y aprovecha la crisis para quitarle sus plásticos y luego gastar su dinero

Local

Reactivación económica, el objetivo: Sergio Vargas

La estrategia consiste en buscar encuentros de negocio donde participen las 62 grandes inversiones que han llegado a la entidad