imagotipo

“Chaco” No se ve como ídolo celeste

  • ESTO
  • en Deportes

Considerarse como un ídolo es algo raro para el “Chaco”. Y es que a pesar de que cada partido de Cruz Azul, independientemente de los resultados, es ovacionado por el público, a Christian Giménez le cuesta trabajo verse como tal.

“Es algo que me sorprende todavía, me sorprende mucho”, reconoce el delantero, al Diario de los Deportistas. “Pero después lo analizo ya con los años que tengo y me doy cuenta que la gente no te brinda el cariño, porque eres lindo o porque hablas bonito, sino por lo que generas en ellos, en el plantel, por lo que hiciste o dejaste de hacer”, se sincera.

Sin embargo, sabe que tiene un pendiente con la afición. Que si bien se entrega cada partido y deja todo de sí dentro de la cancha, el título sigue ausente.

“Aunque muchos dicen que no necesitas lograr un campeonato para demostrar lo tanto que quieres al equipo, es algo que uno, internamente, lo quiere hacer”, resalta. “Dejar eso al conjunto, después de tantos años. Son golpes que te da la vida”, señala con sentimiento. “Obviamente si me toca salir campeón sería una persona agradecida por darle ese título al equipo; sino, hasta el día de hoy tengo la conciencia muy tranquila de que siempre fui fiel a la institución, muy comprometido, y lo voy a hacer hasta el último día que me den la posibilidad de estar”, añade con gusto.
ENAMORADO DE LA MÁQUINA

Y es que para Giménez, Cruz Azul es más que un club de futbol; es como el amor de su vida. “Cuando te enamoras de alguien no mides, te dejas llevar y a medida que pasaba el tiempo me dejé llevar y cada vez me identificaba más con la gente, con la historia de Cruz Azul y por eso ese cariño mutuo”, cuenta “Chaco. “Porque realmente yo también no me veo en otro lugar que no sea éste. Cada que entro al estadio Azul siento el apoyo de gente, siento que entro a mi casa y eso es importante”, destaca.

Por eso, sabe que cuando llegue el momento de su retiro lo hará con tranquilidad y agradecido por ser parte del conjunto cementero por más de ocho años. “Eso lo agradece mucho la gente y yo también agradezco la oportunidad de estar tantos años en un equipo donde me identifico muchísimo y que más allá de ganar un título o no, voy a querer siempre esta playera porque así lo siento”, finaliza.