imagotipo

Augsburgo y Bayer Leverkusen se enfrentan en la jornada 21

  • AFP Agencia
  • en Deportes

Augsburgo y Bayer Leverkusen, que se enfrentarán hoy en el partido que abrirá la fecha 21, se disputarán el honor de anotar el gol número 50,000 de la Liga alemana.

El primer gol en la historia del torneo lo marcó, el 24 de agosto de 1963, el delantero del Borussia Dortmund, Timo Konietzka, después de sólo 50 segundos de juego frente al Werder Bremen.

Será además la última prueba del Leverkusen de cara al partido que tendrá el próximo martes contra el Atlético de Madrid, en la ida de los octavos de final de la Champions League.

Roger Schmidt, técnico del Leverkusen, no podrá contar con sus dos defensores centrales titulares. Jonathan Tah sufre un desgarro muscular, mientras que Ömer Toprak está sancionado.

Bajas que se unen a la del delantero Hakan Calhanoglu, sancionado por la FIFA con cuatro meses de suspensión, por rescindir su contrato sin motivo con el club Trabzonspor, en 2011.

Tampoco es segura la participación del capitán Lars Bender, quien se reincorporó al grupo el sábado pasado tras una larga lesión, pero que todavía arrastra molestias.

Sí podrá contar con el mexicano Javier Hernández, quien parece haberse reconciliado con el gol tras casi cuatro meses de sequía, al anotar dos de los tres goles con los que el Leverkusen se impuso 3-0 ante el Eintracht Frankfurt, la jornada pasada.

Por su parte, el Bayern Múnich intentará, tras la sonora goleada de 5-1 que logró el miércoles ante el Arsenal, en los octavos de final de la Champions League, mantener la ventaja de siete puntos que tiene sobre el Leipzig, en su partido de mañana contra el Hertha de Berlín, el más atractivo de la jornada.

Borussia Dortmund, que el también el miércoles perdió su partido de Champions frente al Benfica del mexicano Raúl Jiménez, pese haber dominado todo el encuentro, se enfrentará mañana contra el Wolfsburgo (14º).

El Hertha recibe al Bayern en el partido más atractivo de la jornada alemana.