/ jueves 26 de diciembre de 2019

Este es el cine del futuro, según Gus Van Sant

El director de Mente indomable cree que las películas al evolucionar pueden ser interactivas

Las historias que Gus Van Sant muestra en el cine son subversivas, temas como la homosexualidad, las drogas, la prostitución son encarnados por sus personajes en escenarios poco promisorios y marginados, en el que en más de una ocasión, son jóvenes los que se enfrentan a un mundo hostil.

“No sé por qué, tal vez sólo son historias que estaban sucediendo, no era una regla que fueran jóvenes, pero tal vez lo elegí así al ser una especie de convención en las películas el escoger a un personaje menos experimentado para hacerlo aprender, sería interesante explorar a las nuevas generaciones”, comenta en entrevista para los medios.

Cada proyecto cinematográfico en el que trabaja está envuelto en una incertidumbre que él describe como natural, “si hubiera una idea a salvo, todo el mundo la quisiera hacer, pero creo que eso es lo que hace al cine interesante, muchos directores critican sus propios filmes, y piensan ‘oh Roma, ¿una película sobre su familia en México? no lo va a lograr’, es fácil de hacer menos, pero estos filmes se vuelven más grandes de lo que pensabas”, expresa Van Sant, al poner como ejemplo la cinta de Alfonso Cuarón.

En esa misma incertidumbre se mueve el quehacer del cine en la actualidad pues, desde su perspectiva, “es una situación que está cambiando la forma en la que tu miras el cine, entonces creo que puede ser bueno o malo”, sin embargo fueron las nuevas plataformas las que lo orillaron a volver a mirar su película Mente indomable.

“La vi en televisión solo en mi casa, creo que porque estaba en Amazon, y no la había visto desde 1995, 24 años atrás, entonces pensaba oh esto está muy bien, creo que es algo en lo que trabajaste tan duro que al final lo has visto un millón de veces y necesitas como 24 años de distancia para volverlas a ver”, comenta.

“Puede que el futuro este en el cine interactivo, que se pueda convertir en una película y juego me parece interesante, tal vez es más llamativo que solo mirar de forma pasiva”, comenta el director de Milk.

Aunque no puede adelantar nada, el director confirma que está trabajando en una película al lado de Will Ferrel y cree que, aunque no cuenta con ningún proyecto en mente, hay posibilidades de llegar a trabajar con Michel Franco, pero “no hay ningún proyecto solo ideas”.

Las historias que Gus Van Sant muestra en el cine son subversivas, temas como la homosexualidad, las drogas, la prostitución son encarnados por sus personajes en escenarios poco promisorios y marginados, en el que en más de una ocasión, son jóvenes los que se enfrentan a un mundo hostil.

“No sé por qué, tal vez sólo son historias que estaban sucediendo, no era una regla que fueran jóvenes, pero tal vez lo elegí así al ser una especie de convención en las películas el escoger a un personaje menos experimentado para hacerlo aprender, sería interesante explorar a las nuevas generaciones”, comenta en entrevista para los medios.

Cada proyecto cinematográfico en el que trabaja está envuelto en una incertidumbre que él describe como natural, “si hubiera una idea a salvo, todo el mundo la quisiera hacer, pero creo que eso es lo que hace al cine interesante, muchos directores critican sus propios filmes, y piensan ‘oh Roma, ¿una película sobre su familia en México? no lo va a lograr’, es fácil de hacer menos, pero estos filmes se vuelven más grandes de lo que pensabas”, expresa Van Sant, al poner como ejemplo la cinta de Alfonso Cuarón.

En esa misma incertidumbre se mueve el quehacer del cine en la actualidad pues, desde su perspectiva, “es una situación que está cambiando la forma en la que tu miras el cine, entonces creo que puede ser bueno o malo”, sin embargo fueron las nuevas plataformas las que lo orillaron a volver a mirar su película Mente indomable.

“La vi en televisión solo en mi casa, creo que porque estaba en Amazon, y no la había visto desde 1995, 24 años atrás, entonces pensaba oh esto está muy bien, creo que es algo en lo que trabajaste tan duro que al final lo has visto un millón de veces y necesitas como 24 años de distancia para volverlas a ver”, comenta.

“Puede que el futuro este en el cine interactivo, que se pueda convertir en una película y juego me parece interesante, tal vez es más llamativo que solo mirar de forma pasiva”, comenta el director de Milk.

Aunque no puede adelantar nada, el director confirma que está trabajando en una película al lado de Will Ferrel y cree que, aunque no cuenta con ningún proyecto en mente, hay posibilidades de llegar a trabajar con Michel Franco, pero “no hay ningún proyecto solo ideas”.

Policiaca

Murió arrollado por camioneta

El sujeto viajaba en una motoneta, por carretera de Chilcuautla

Local

Pobreza dificulta educación virtual

Hay padres que no pueden costear uso de la tecnología

Sociedad

Detectan droga escondida en suplementos alimenticios

La Guardia Naciónal refiere que ante la posible comisión de un delito, el envío fue puesto a disposición de la FGR

Ciencia

¡IPN gana tercer lugar! Estudiantes crean bioplástico hecho de cáscara de naranja

Los alumnos de UPIBI, quienes fueron reconocidos en la categoría de Economía Circular, planean elaborar botellas plásticas biodegradables y biobasadas

Cine

Arena Ciudad de México estrena autocine con nueva normalidad

La apertura del espacio será la primera etapa de la reactivación progresiva de la industria del entretenimiento

Sociedad

Ejército intercepta a jet clandestino en Q. Roo y se desata balacera

El jet aterrizó en el kilómetro 61 de la la carretera José Maria Morelos-Polyuc aproximadamente a las 7:30 de la mañana

Ecología

Glaciares en Perú retroceden 51% en 50 años por el cambio climático

El Área de Evaluación de Glaciares y Lagunas de la ANA revela que se han identificado nuevas lagunas relacionadas con el retroceso de los glaciares

Política

Falso que esté bajo control la epidemia: Romero Hicks

El coordinador del PAN en San Lázaro dijo que en vez de oír la voz de los expertos se ratifica la insensibilidad y la ineptocracia