imagotipo

Los Políticos

  • Alejandro Sierra

Tulancingo, Hidalgo.- Ya decíamos que los candidatos a los diferentes cargos de representación popular tienen pocas horas para avanzar, ya que el Mundial de Rusia 2018 está a la vuelta de la esquina.
La tarde de ayer se realizó el último de los debates de aspirantes a un escaño en el Senado de la República y el que mejor aprovechó ese escenario fue Alejandro González, de la coalición “Todos por México” (PRI-PVEM-Panal).
Se dio tiempo para opinar sobre la política exterior, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la problemática en materia de migración. Afirmó que no se debe romper con Estados Unidos y pidió que México no pierda su lado humano, ya que históricamente ha recibido de buena manera a los migrantes.
Nos parece que este candidato tuvo ayer su mejor desempeño en los debates. Todo indica que cerrará muy bien la campaña y seguramente ya se vio en el Senado, allá en el recinto ubicado en la avenida Insurgentes, donde ya se ha desempeñado como legislador, porque en su calidad de diputado federal participó en los trabajo de la Comisión Permanente.
Por otra parte, Darina Márquez, de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC), intentó hacer lo mismo que en el anterior debate, donde lució muy bien, pero como en el cine, segundas partes no siempre resultan igualmente de exitosas.
Ella busca conectar con el electorado al enfatizar que es parte del pueblo y conoce sus necesidades. Es una buena oradora y se prepara con información adecuada, pero le faltó profundizar en sus propuestas.
Para Julio Menchaca, de Morena, este no fue su mejor momento. No solo dentro del inmueble donde se realizó el debate recibió nuevos señalamientos de parte de Alejandro González y hasta de Darina Márquez, sino que cuando terminó la discusión y salió a la calle, se encontró con un grupo de taxistas que realizaban una manifestación en su contra, aunque también acudieron algunos simpatizantes.
No obstante que mostró conocimiento en materia de la relación de México con Estados Unidos, esta vez no le alcanzó debido a la cantidad de señalamientos en su contra.
Y Máximo Jiménez tuvo una participación similar a las anteriores. Sin convencer. Propositivo, pero sin contundencia.