imagotipo

Día del Indio Americano

  • Nuvia Mayorga

Tulancingo, Hidalgo.- El 19 de abril se celebra el Día del Indio Americano, para recordar el Congreso Indigenista Americano realizado en Pátzcuaro, Michoacán, en el año de 1940, al que convocó el general Lázaro Cárdenas, Presidente de México en ese momento. En esa ocasión, se reunieron representantes de la mayoría de los países del continente.
El Congreso surge del interés de los representantes de los Estados Americanos por impulsar nuevas formas de organización de la producción, de promover la salud, la nutrición y la organización territorial y en general de impulsar políticas indigenistas, así como acciones de investigación, capacitación y difusión, en beneficio de la población indígena de América. El Congreso aprobó un acta final que cuenta con setenta y dos acuerdos, declaraciones, resoluciones y recomendaciones, entre las cuales se destacan temas como las lenguas indígenas, asuntos relacionados con la sanidad, la protección a la mujer indígena y la protección a las artes populares, asimismo uno de los resolutivos fue la celebración de esta fecha.
Otro de los resolutivos del Congreso impulsó la creación del Instituto Indigenista Interamericano, que estableció su sede en México, y de los institutos nacionales que se formaron posteriormente y de los cuales deviene la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).
Actualmente, según estimaciones recientes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en América Latina existen actualmente más de quinientos pueblos indígenas que van desde el sur del continente, con pueblos como los aymara o los mapuches, pasando por México y sus diversos pueblos, hasta los indios de Canadá. En esta gran región, según registros realizados entre 2002 y 2012, había más de 36 millones de indígenas, a los que se puede sumar la población indígena de Groenlandia, Canadá y Estados Unidos.
Considerando el criterio lingüístico, el país con mayor diversidad en América es México, con 364 variantes lingüísticas de acuerdo con los criterios del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), siguiendo Brasil con presencia de 188 lenguas. Numéricamente, México también ocupa el primer lugar con más de doce millones de indígenas, siguiéndole Estados Unidos, con poco más de cinco millones, Guatemala, Perú y Bolivia con más de cuatro millones, en cada caso.
Las problemáticas que enfrentan los indígenas en muchos países del continente son análogas, desaparición de sus culturas e idiomas; bajo estatus social y escasa influencia política o social, así como la carencia de suficientes datos oficiales para algunos pueblos, entre otras.
Por eso, hoy es importante destacar la necesidad de fortalecer el acercamiento y la vinculación entre organismos nacionales e internacionales de los diferentes países de América, a fin de profundizar en el análisis de las diversas realidades vigentes, algunas de las cuales guardan similitudes, con el fin de intercambiar experiencias, conocimientos y modelos de trabajo que permitan enriquecer las actuales políticas indigenistas locales, en beneficio del desarrollo de los Pueblos Indígenas del continente americano.
En nuestro caso, las instituciones del Estado mexicano han generado diversas respuestas para atender los problemas de los indígenas de nuestro país. Como una reforma constitucional de gran alcance, pasando por la creación de nuevas instituciones, como la propia CDI y sobre todo, el impulso a políticas públicas que han permitido atender más adecuadamente las problemáticas que enfrentan las poblaciones indígenas.
La importancia de las poblaciones indígenas en toda América es evidente por sus múltiples aportes a la economía y a la cultura de los países de la región. Su presencia numérica también es considerable. Por lo que es necesario que sean apoyados ampliamente para que las lenguas, las artesanías, los conocimientos sobre medicina y herbolaria, sobre la agricultura y otras tantas actividades de los indígenas permanezcan y, simultáneamente, se logren las mejores condiciones de vida para los Pueblos Indígenas del continente.