imagotipo

2017, un año para recordar

  • Carolina Viggiano

Tulancingo, Hidalgo.-  Cada vez que termina un año, no podemos evitar reflexionar acerca de los malos y buenos momentos que hayamos vivido. Los momentos difíciles nos brindan aprendizaje y los buenos representan un aliciente para seguir adelante.
Para México, este año que termina, hubo momentos complejos pero también cosas buenas que vale la pena tener presentes.
En 2017 México se convirtió en el octavo país más visitado del mundo, gracias a su riqueza natural y diversidad cultural.
Fue encontrado el yacimiento de petróleo más grande los últimos años, lo que amplía significativamente las reservas del país.
La charrería recibió en septiembre el Certificado de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO como símbolo de nuestra identidad y cultura.
Desde luego hubo grandes logros alcanzados por mexicanos, que deben hacernos sentir muy orgullosos como país.
Por ejemplo, Yair Israel Piña López, estudiante de 6º semestre de Física en la UNAM, se convirtió, a sus 20 años, en uno de los investigadores más jóvenes de la NASA y forma parte de la primera tripulación latinoamericana de la estación de investigación marciana en Utah, EU.
El biólogo y ecólogo mexicano, José Sarukhán fue galardonado con el premio Tyler, en la categoría “Logro Ambiental 2017” para reconocer su trabajo en diversidad biológica a nivel internacional.
El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma se convirtió en el primer mexicano, cuyo nombre lleva una cátedra en Harvard, una de las universidades más importantes del mundo.
María del Sol García Ortegón, cirujana del ISSSTE, fue la primera mujer en realizar trasplante de corazón en México y Latinoamérica. Y cinco alumnos mexicanos ganaron el Campeonato Internacional de cálculo mental Kuala Lumpur, 2017.
A estos logros se suman muchos otros que demuestran que somos un país que tiene la mejor materia prima, que es el trabajo y talento de cientos de mexicanas y mexicanos que desde sus trincheras contribuyen a que seamos un mejor país.
Debemos seguir estos ejemplos de lucha y de metas alcanzadas para hacer de cada día una oportunidad para ser mejores.
Quiero aprovechar este espacio para agradecer a quienes cada ocho días se toman el tiempo para permitirme compartir con ustedes mis comentarios y opiniones. Reciban un abrazo con afecto y mis mejores deseos para ustedes y su familia.

Alma Carolina
Viggiano Austria

caroviggiano@hotmail.com
www.carolinaviggiano.com
twitter @caroviggiano