/ miércoles 12 de enero de 2022

Preservar la salud y el empleo

A principios de noviembre de 2021 los números indicaban que los contagios por el virus SARS COV-2 estaba disminuyendo, de pronto aparecióla sombra de una nueva variante llamada ómicron, más contagiosa que las variantes previas (algunas estimaciones señalande 7 a 10 veces más contagioso que la variante delta), Tanto el gobierno como la sociedad en general no hicimos mucho para prepararnos con nuevas o más estrictas medidas de contención.

Los efectosson alarmantes,el pasado 8 de enero se registró el récord en el país de contagios con 30671 (oficiales), en el estado al 10 de enero hay 1966 casos activos, estamos en la cúspide de la cuarta ola. Que la variante ómicron presente síntomas menos graves y los fallecimientos no se incrementen en la misma proporción, ha generado una percepción de menor urgencia.

Sin embargo, a mayor número de contagios, habrá más enfermos que demanden atención médica y esto puedaestresar el sistema de salud estatal, lo que generaría medidas que ya hemos dejado atrás o por lo menos eso creíamos.

La finalidad primordial escuidar la salud y la vida de los ciudadanos, pero no debemos descuidar todos los aspectos sociales y económicos.

Sin lugar a dudas una de las medidas más dolorosas el año pasado fue el cierre de fuentes de trabajo, empresas, escuelas, comercios, tiendas, mercados, etc. No podemos permitirnos volver a estas medidas ya que el impacto económico seríadesastroso, un cierre más, traería consigo desaparición de pequeñas y micro empresas con la dolorosa pérdida de empleos, y esto impactaría al aún debilitado mercado laboral.

La recuperación económica del 2021 no fue lo esperado y el crecimiento se debió en gran parte al rebote por reapertura de negocios, pero en 2022 ya no tendremos ese rebote,de ahí la importancia de mantener la economía abierta.

Debemos también apostar por una apertura responsable y gradual de los espacios educativos, este sector también daría un impulso económico y social al estado.

Como sociedad debemos ser solidarios y responsables, el virus y sus diferentes variantes permanecerá por largo tiempo, No podemos permitirnos relajar las medidas prevención, de distanciamiento y de aplicación estricta de los diferentes protocolos, debemos continuar con los esquemas de vacunación y de refuerzo, como la aplicación en estos días de la segunda dosis al personal laboral educativo.

Ante este desafiante panorama, debemos cuidarnos, ysacar lo mejor de nosotros para adaptamos a las nuevas circunstancias, no solo utilizando nuevas herramientas tecnológicas, también siendo innovadores y creativos. La meta es cuidar la salud, pero también los empleos.

A principios de noviembre de 2021 los números indicaban que los contagios por el virus SARS COV-2 estaba disminuyendo, de pronto aparecióla sombra de una nueva variante llamada ómicron, más contagiosa que las variantes previas (algunas estimaciones señalande 7 a 10 veces más contagioso que la variante delta), Tanto el gobierno como la sociedad en general no hicimos mucho para prepararnos con nuevas o más estrictas medidas de contención.

Los efectosson alarmantes,el pasado 8 de enero se registró el récord en el país de contagios con 30671 (oficiales), en el estado al 10 de enero hay 1966 casos activos, estamos en la cúspide de la cuarta ola. Que la variante ómicron presente síntomas menos graves y los fallecimientos no se incrementen en la misma proporción, ha generado una percepción de menor urgencia.

Sin embargo, a mayor número de contagios, habrá más enfermos que demanden atención médica y esto puedaestresar el sistema de salud estatal, lo que generaría medidas que ya hemos dejado atrás o por lo menos eso creíamos.

La finalidad primordial escuidar la salud y la vida de los ciudadanos, pero no debemos descuidar todos los aspectos sociales y económicos.

Sin lugar a dudas una de las medidas más dolorosas el año pasado fue el cierre de fuentes de trabajo, empresas, escuelas, comercios, tiendas, mercados, etc. No podemos permitirnos volver a estas medidas ya que el impacto económico seríadesastroso, un cierre más, traería consigo desaparición de pequeñas y micro empresas con la dolorosa pérdida de empleos, y esto impactaría al aún debilitado mercado laboral.

La recuperación económica del 2021 no fue lo esperado y el crecimiento se debió en gran parte al rebote por reapertura de negocios, pero en 2022 ya no tendremos ese rebote,de ahí la importancia de mantener la economía abierta.

Debemos también apostar por una apertura responsable y gradual de los espacios educativos, este sector también daría un impulso económico y social al estado.

Como sociedad debemos ser solidarios y responsables, el virus y sus diferentes variantes permanecerá por largo tiempo, No podemos permitirnos relajar las medidas prevención, de distanciamiento y de aplicación estricta de los diferentes protocolos, debemos continuar con los esquemas de vacunación y de refuerzo, como la aplicación en estos días de la segunda dosis al personal laboral educativo.

Ante este desafiante panorama, debemos cuidarnos, ysacar lo mejor de nosotros para adaptamos a las nuevas circunstancias, no solo utilizando nuevas herramientas tecnológicas, también siendo innovadores y creativos. La meta es cuidar la salud, pero también los empleos.

ÚLTIMASCOLUMNAS