/ jueves 11 de julio de 2019

Oro verde

El aguacate ha conquistado las mesas no solo de México, sino también de Estados Unidos (principal consumidor), Francia, Japón, Canadá, China, Chile y Australia, y son muchas las razones:

Es una fruta con grandes atributos nutracéuticos, por ejemplo, absorbe el colesterol y coadyuva a la prevención del cáncer, también es rico en vitaminas A y E, ácidos grasos esenciales y compuestos antioxidantes, gracias a su delicioso sabor y textura su uso es versátil dependiendo del país.

Se clasifica en tres razas: la mexicana, guatemalteca y antillana, a partir de las cuales se han realizado cruzas e investigaciones de mejoramiento genético, en California, Estados Unidos, obteniéndose diversas variedades, entre ellas destaca el cultivo Hass, importante por su alta comercialización debido a la calidad de su pulpa, resistencia al manejo poscosecha y transportación.

Nuestro país es el número uno en exportación de aguacate, alcanzando un 30% del mercado global, compitiendo con República Dominicana, Colombia, Perú e Indonesia, sin embargo, son superados tres a uno colocando a México como líder indiscutible.

La producción de aguacate en nuestro país está concentrada en la región centro-occidente que aporta 814 mil 262 toneladas, lo que representa 92.2 por ciento del total nacional; Michoacán (762.115 t) participa con 86.3 por ciento. Otras entidades productoras de este fruto son Jalisco, México, Puebla, Guerrero, Morelos, Yucatán y Oaxaca.

Desafortunadamente el “oro verde” ha sido tema de discusión durante las últimas semanas, pues, como usted sabe, su precio se eleva día tras día, y ha llegado a costar hasta 100 pesos por kilogramo en el estado de Hidalgo, lo anterior se debe a tres razones: la primera es que la producción nacional a mayo de 2019 fue de 882 mil 970 toneladas, 1.2 por ciento menor a lo cosechado en el mismo mes del año pasado.

Segundo, se han priorizado las exportaciones, de enero a mayo fueron 7.6% mayores, en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que hizo que la oferta en el país disminuyera.

Tercero, las autoridades municipales en Michoacán han evidenciado que los aguacateros venden el kilo entre 25 y 35 pesos, pero empresas de otros estados compran el producto y lo revenden a otro precio, entonces los intermediarios se han beneficiado del alza.

Quiero destacar que controlar a los intermediarios es todo un reto, pues su organización es muy vasta, incluso se relaciona el consumo del aguacate con el narcotráfico; además la producción ha traído consigo deforestación y explotación laboral.

Por lo anterior considero que es urgente la regulación de los precios por parte del Gobierno, vigilar que no existan abusos y por otro lado favorecer que se satisfaga la demanda interna. De seguir así las ventas también disminuirán, puesto que para las familias es un golpe al presupuesto.

El aguacate ha conquistado las mesas no solo de México, sino también de Estados Unidos (principal consumidor), Francia, Japón, Canadá, China, Chile y Australia, y son muchas las razones:

Es una fruta con grandes atributos nutracéuticos, por ejemplo, absorbe el colesterol y coadyuva a la prevención del cáncer, también es rico en vitaminas A y E, ácidos grasos esenciales y compuestos antioxidantes, gracias a su delicioso sabor y textura su uso es versátil dependiendo del país.

Se clasifica en tres razas: la mexicana, guatemalteca y antillana, a partir de las cuales se han realizado cruzas e investigaciones de mejoramiento genético, en California, Estados Unidos, obteniéndose diversas variedades, entre ellas destaca el cultivo Hass, importante por su alta comercialización debido a la calidad de su pulpa, resistencia al manejo poscosecha y transportación.

Nuestro país es el número uno en exportación de aguacate, alcanzando un 30% del mercado global, compitiendo con República Dominicana, Colombia, Perú e Indonesia, sin embargo, son superados tres a uno colocando a México como líder indiscutible.

La producción de aguacate en nuestro país está concentrada en la región centro-occidente que aporta 814 mil 262 toneladas, lo que representa 92.2 por ciento del total nacional; Michoacán (762.115 t) participa con 86.3 por ciento. Otras entidades productoras de este fruto son Jalisco, México, Puebla, Guerrero, Morelos, Yucatán y Oaxaca.

Desafortunadamente el “oro verde” ha sido tema de discusión durante las últimas semanas, pues, como usted sabe, su precio se eleva día tras día, y ha llegado a costar hasta 100 pesos por kilogramo en el estado de Hidalgo, lo anterior se debe a tres razones: la primera es que la producción nacional a mayo de 2019 fue de 882 mil 970 toneladas, 1.2 por ciento menor a lo cosechado en el mismo mes del año pasado.

Segundo, se han priorizado las exportaciones, de enero a mayo fueron 7.6% mayores, en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que hizo que la oferta en el país disminuyera.

Tercero, las autoridades municipales en Michoacán han evidenciado que los aguacateros venden el kilo entre 25 y 35 pesos, pero empresas de otros estados compran el producto y lo revenden a otro precio, entonces los intermediarios se han beneficiado del alza.

Quiero destacar que controlar a los intermediarios es todo un reto, pues su organización es muy vasta, incluso se relaciona el consumo del aguacate con el narcotráfico; además la producción ha traído consigo deforestación y explotación laboral.

Por lo anterior considero que es urgente la regulación de los precios por parte del Gobierno, vigilar que no existan abusos y por otro lado favorecer que se satisfaga la demanda interna. De seguir así las ventas también disminuirán, puesto que para las familias es un golpe al presupuesto.

jueves 11 de julio de 2019

Oro verde

jueves 04 de julio de 2019

Cambio climático

jueves 20 de junio de 2019

Empresarios vs empresarios

jueves 06 de junio de 2019

Trumpadas

jueves 30 de mayo de 2019

La salud: ¿victimada o rescatada?

jueves 23 de mayo de 2019

Enemigo público: la contaminación

jueves 18 de abril de 2019

Dinero mal habido

Cargar Más