/ domingo 28 de junio de 2020

¿Medicina suficiente?

Veo muchos niños gorditos con sus mochilas cargando y sus bolsas y frituras saboreando; son futuros cuerpos con azúcar. Veo muchos comerciales de bebidas embriagantes motivando a su consumo para dar a México en un futuro, muchos problemas por su adicción. Y veo personal médico protestando porque no tienen lo elemental para curar ¡no hay presupuesto! Escucho expresar a los diabéticos sus múltiples molestias y privaciones que viven día a día, sin tener una atención médica adecuada en su lugar de origen.

Escucho decir: “El país presenta déficit de personal, déficit de camas, déficit de insumos y déficit de medicinas”. Y escucho decir que las clínicas y hospitales no están a la altura de las necesidades del pueblo; por eso la gente tiene que acudir las clínicas particulares. Pienso en lo que dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica, los servicios sociales necesarios; tiene a sí mismo, derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad… ¡Qué lejos estamos! Pienso que no hay dinero para ayudar a los mexicanos necesitados y no hay voluntad para ayudar con honestidad.

Dice el dicho popular: “No falta dinero, sobran ladrones”. Y pienso que estamos conociendo la realidad de la Secretaría de Salud: Que hace, que puede, que necesita, que ofrece…. Propongo sigamos promoviendo y enriqueciendo la medicina tradicional. “La tierra ofrece la medicina que el cuerpo necesita” Propongo nos organicemos en las comunidades, parroquias y municipios para tener un dispensario médico en bien de quienes lo necesita. “Nuestro futuro está en la unidad y en la organización”. Propongo sigamos insistiendo en la prevención, aquí participamos todas y todos; tenemos talento y oportunidades para prevenir. Si prevenimos ahora nos ahorraremos dolores, preocupaciones, gastos, molestias el día de mañana.

Veo muchos niños gorditos con sus mochilas cargando y sus bolsas y frituras saboreando; son futuros cuerpos con azúcar. Veo muchos comerciales de bebidas embriagantes motivando a su consumo para dar a México en un futuro, muchos problemas por su adicción. Y veo personal médico protestando porque no tienen lo elemental para curar ¡no hay presupuesto! Escucho expresar a los diabéticos sus múltiples molestias y privaciones que viven día a día, sin tener una atención médica adecuada en su lugar de origen.

Escucho decir: “El país presenta déficit de personal, déficit de camas, déficit de insumos y déficit de medicinas”. Y escucho decir que las clínicas y hospitales no están a la altura de las necesidades del pueblo; por eso la gente tiene que acudir las clínicas particulares. Pienso en lo que dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica, los servicios sociales necesarios; tiene a sí mismo, derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad… ¡Qué lejos estamos! Pienso que no hay dinero para ayudar a los mexicanos necesitados y no hay voluntad para ayudar con honestidad.

Dice el dicho popular: “No falta dinero, sobran ladrones”. Y pienso que estamos conociendo la realidad de la Secretaría de Salud: Que hace, que puede, que necesita, que ofrece…. Propongo sigamos promoviendo y enriqueciendo la medicina tradicional. “La tierra ofrece la medicina que el cuerpo necesita” Propongo nos organicemos en las comunidades, parroquias y municipios para tener un dispensario médico en bien de quienes lo necesita. “Nuestro futuro está en la unidad y en la organización”. Propongo sigamos insistiendo en la prevención, aquí participamos todas y todos; tenemos talento y oportunidades para prevenir. Si prevenimos ahora nos ahorraremos dolores, preocupaciones, gastos, molestias el día de mañana.

domingo 28 de junio de 2020

¿Medicina suficiente?

domingo 17 de mayo de 2020

“Queremos Vivir”

domingo 19 de abril de 2020

Después del Coronavirus

domingo 05 de abril de 2020

No se nos pase la mano

domingo 01 de marzo de 2020

Recibir

sábado 15 de febrero de 2020

2020

domingo 15 de diciembre de 2019

Producir

domingo 03 de noviembre de 2019

La lluvia

domingo 20 de octubre de 2019

Veo, escucho, pienso y propongo

Cargar Más