/ domingo 5 de julio de 2020

Los libreros de mi biblioteca

Ahora que en confinamiento disciplinado he estado arreglando y reclasificando mis libros, me he encontrado con algunas joyas que ya no me acordaba que tenía. Libros que compré y leí hace veinte, treinta años o más y que al volverlos a ver me causaron varias emociones. Mis libreros están clasificados por letras, el librero A, el librero B y los demás igual hasta llegar al Y. Encontré en el librero J estos libros: Método Silva del Control Mental que tanto me ayudó a ordenar los trabajos de la mente y su aplicación en mi vida, La Rosa Blanca de B. Traven (que en realidad se llamaba Otto Feige, alemán, escritor estupendo y buen actor), linda novela que trata de las injusticias de las compañías petroleras antes de la expropiación y que le hace a uno recordar esos versos de López Velarde en los que dice: “El Niño Dios te escrituró un establo, y los veneros del petróleo el diablo.”

Pasando a otros libros, El Espejo de la Muerte de Miguel de Unamuno, Un Son que canta en el Río, de Roberto Blanco Moheno, Los Primeros Hombres en la Luna de H.J. Wells, 20 Poemas de Amor y Una Canción Desesperada del gran Pablo Neruda, de donde me brotan de la memoria estos versos: “…Puedo escribir los versos más tristes esta noche, puedo escribir por ejemplo, la noche está estrellada y tiritan azules los astros a lo lejos y el viento de la noche gira en el cielo y canta….Yo la quise y a veces… ella también me quiso”. Qué barbaridad, que recuerdos y que bellas palabras !!! Sigo con el libreroJ, Entre Tiras, Porros y Caifanesdel valioso hidalguense Gonzalo Martré; Estabilidad en las Construcciones del Ing. Claudio Castro; Ojos de Perro Azul de Gabriel García Márquez con su inigualable prosa y brillo literario; Le Francais et la Vie mi método para aprender francés en la Alianza cuando estaba en la calle de Zaragoza, años setentas; Historias Secretas de la Última Guerradel Readers Digest, que publicaba unos excelentes libros muy bien armados y diseñados y que fueron delicia de nosotros sus lectores constantes. Nixon al Desnudo del Washington Post, con la trama detallada del asunto aquel de Watergate que derribó del poder a Richard Nixon, con la investigación y perseverancia de solo dos periodistas del periódico mencionado, cuando la prensa escrita todavía tenía la fuerza que ahora tienen las benditas redes sociales (AMLO dixit). Y luego, Mitad Oscura, Lo de Antes, La Víspera del Trueno, Paraíso 25, Días de Podery otras del desaparecido escritor de novela-ficción-realidad de la política mexicana el gran Luis Spota.

La novela Las Vegas de Mario Puzo, el autor del inolvidable libro y luego zaga de películas El Padrino. Estas películas son formidables, pero recuerdo a mi madre doña Stenie, incansable lectora, diciéndome, “en muchos casos el libro es mejor que la película”. Lo leí y sí, era verdad. Es mi librero J, y hay mucho más.e

Ahora que en confinamiento disciplinado he estado arreglando y reclasificando mis libros, me he encontrado con algunas joyas que ya no me acordaba que tenía. Libros que compré y leí hace veinte, treinta años o más y que al volverlos a ver me causaron varias emociones. Mis libreros están clasificados por letras, el librero A, el librero B y los demás igual hasta llegar al Y. Encontré en el librero J estos libros: Método Silva del Control Mental que tanto me ayudó a ordenar los trabajos de la mente y su aplicación en mi vida, La Rosa Blanca de B. Traven (que en realidad se llamaba Otto Feige, alemán, escritor estupendo y buen actor), linda novela que trata de las injusticias de las compañías petroleras antes de la expropiación y que le hace a uno recordar esos versos de López Velarde en los que dice: “El Niño Dios te escrituró un establo, y los veneros del petróleo el diablo.”

Pasando a otros libros, El Espejo de la Muerte de Miguel de Unamuno, Un Son que canta en el Río, de Roberto Blanco Moheno, Los Primeros Hombres en la Luna de H.J. Wells, 20 Poemas de Amor y Una Canción Desesperada del gran Pablo Neruda, de donde me brotan de la memoria estos versos: “…Puedo escribir los versos más tristes esta noche, puedo escribir por ejemplo, la noche está estrellada y tiritan azules los astros a lo lejos y el viento de la noche gira en el cielo y canta….Yo la quise y a veces… ella también me quiso”. Qué barbaridad, que recuerdos y que bellas palabras !!! Sigo con el libreroJ, Entre Tiras, Porros y Caifanesdel valioso hidalguense Gonzalo Martré; Estabilidad en las Construcciones del Ing. Claudio Castro; Ojos de Perro Azul de Gabriel García Márquez con su inigualable prosa y brillo literario; Le Francais et la Vie mi método para aprender francés en la Alianza cuando estaba en la calle de Zaragoza, años setentas; Historias Secretas de la Última Guerradel Readers Digest, que publicaba unos excelentes libros muy bien armados y diseñados y que fueron delicia de nosotros sus lectores constantes. Nixon al Desnudo del Washington Post, con la trama detallada del asunto aquel de Watergate que derribó del poder a Richard Nixon, con la investigación y perseverancia de solo dos periodistas del periódico mencionado, cuando la prensa escrita todavía tenía la fuerza que ahora tienen las benditas redes sociales (AMLO dixit). Y luego, Mitad Oscura, Lo de Antes, La Víspera del Trueno, Paraíso 25, Días de Podery otras del desaparecido escritor de novela-ficción-realidad de la política mexicana el gran Luis Spota.

La novela Las Vegas de Mario Puzo, el autor del inolvidable libro y luego zaga de películas El Padrino. Estas películas son formidables, pero recuerdo a mi madre doña Stenie, incansable lectora, diciéndome, “en muchos casos el libro es mejor que la película”. Lo leí y sí, era verdad. Es mi librero J, y hay mucho más.e

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 09 de mayo de 2021

Mañana es 10 de Mayo

Luis Corrales

domingo 02 de mayo de 2021

Día del niño

Luis Corrales

domingo 14 de marzo de 2021

La vacunación en Pachuca

Primero que nada vamos a ver lo que quiere decir la palaba vacuna y porqué se estableció su uso. Una vacuna es una preparación destinada a generar inmunidad adquirida contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos.​ Normalmente una vacuna contiene un agente que se asemeja a un microorganismo causante de la enfermedad y a menudo se hace a partir de formas debilitadas o muertas del microbio, sus toxinas o una de sus proteínas de superficie. El agente estimula el sistema inmunológico del cuerpo a reconocer al agente como una amenaza, destruirla y guardar un registro de este, de modo que el sistema inmune puede reconocer y destruir más fácilmente cualquiera de estos microorganismos que encuentre más adelante. Los términos vacuna y vacunación derivan de variolae vaccinae (viruela de la vaca), término acuñado por Edward Jenner para denotar la viruela bovina. Lo utilizó en 1798 en su obra sobre e tema. En 1881, en honor a Jenner, Louis Pasteur propuso que los términos deben ampliarse para cubrir las nuevas inoculaciones de protección que entonces se estaban desarrollando. La segunda generación de vacunas fue introducida en la década de 1880 por Louis Pasteur, quien desarrolló vacunas para el cólera aviar y el ántrax. Durante el siglo XX se introdujeron varias vacunas de forma exitosa, incluyendo aquellas contra la difteria, sarampión, parotiditis (papera) y rubeola. Así pues las vacunas sirven para prevenir epidemias, y hay una para cada enfermedad. Los científicos de varias partes del mundo, hicieron las investigaciones correspondientes para encontrar la vacuna contra el Covid-19 y así encontraron las vacunas en Rusia, Inglaterra, EEUU, China y otros países avanzados que tienen una infraestructura en materia de salud que les permitió llegar cada uno a su vacuna y se han propuesto repartirlas o venderlas a todos los países que lo requiera. Por su parte México ha adquirido en varios países diferentes marcas de vacunas y se les ha sometido a las pruebas de los organismos que las estudian, analizan y aprueban o en caso de no ser buenas, las rechazan. Así se ha dado la vacunación en nuestro país, en nuestro Estado y en nuestro Municipio, Pachuca. A los adultos mayores nos han estado vacunando ya desde el Lunes 8 del presente. Asistí a mi turno y encontré que hay una amplia coordinación entre los Gobiernos Estatal y Federal para este proceso. La gente ha acudido masivamente, lo que ha hecho un poco complicado el proceso pero finalmente ha sido exitoso. Acudamos a la vacunación cuando sea nuestro turno y respetemos el trabajo de los “Servidores de la Nación” que así nombran a los que operan este proceso y otros más. Respetemos a nuestros paisanos que van con el mismo objetivo y hagamos camaradería. Cuando estaba en la fila, recordé cuántas veces la humanidad se ha formado para asuntos terribles en diferentes guerras, ahora nosotros lo hacíamos por nuestro bien.

Luis Corrales

domingo 28 de febrero de 2021

El atrio de La Asunción

Luis Corrales

Cargar Más