/ jueves 2 de julio de 2020

La gran importancia de las micro empresas

En México se clasifican a las empresas de acuerdo a su tamaño, por ejemplo, en el sector de servicios una micro empresa es aquella que esta integrada de 1 a 10 empleados, la pequeña de 11 a 50 y la mediana de 51 a 100.

¿Sabe cuántas micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) existen en nuestro país? 4.1 millones de empresas de las cuales el 97.3% son microempresas (4,057,719).

Otros datos terminan por convencernos de lo trascendentales que son para la economía las MiPyMEs: generan el 72% del empleo y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Con menos de diez empleados hablamos que las micro empresas en las ciudades son generalmente empresas familiares, que invirtieron todo su patrimonio en abrir un negocio, o bien profesionales, artesanos y técnicos que de manera individual o en grupos reducidos ofertan sus servicios o productos.

Conocer sus características es fundamental para saber que esperar de la crisis económica provocada por la pandemia, pues resulta preocupante que la pobreza se agudice y la clase media se estreche cada vez más.

Un estudio que nos ayudará a determinar la situación son los resultados de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) 2018; entre sus resultados destacan:

Si a las MiPyMES se les ofreciera un crédito bancario en términos del 2018, 7 de cada 10 no lo aceptarían, y de éstas, seis de cada diez consideran que son caros, sólo el 15.3% impartió capacitación a sus trabajadores y finalmente lo más alarmante, el 95.4% de las empresas no participa en cadenas globales de valor.

Lo anterior hace un excelente resumen de las áreas de oportunidad de las MiPyMES pero también de los retos que enfrentan, ya hemos puntualizado en columnas anteriores que la falta de crédito, de planeación, de ventas, de adquisición de tecnología y capacitación son determinantes para el éxito o fracaso de un negocio.

Lo que nos lleva a mencionar las desventajas: No tienen la capacidad para mejorar sus procesos y técnicas, retener talento humano al no poder ofertar un salario competitivo y no se implementan sistemas de calidad, desafortunadamente todo ello impacta de manera negativa en la atención al cliente. ¿Qué hacer para superar las desventajas? En la próxima columna hablaré sobre alternativas.

Quiero destacar otro estudio, “Visión Pymes” es la encuesta anual que aborda temáticas de interés para el sector de las pymes de la región, se aplicó a más de mil informantes de Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá, que aunque no tiene resultados para México si nos da idea de una tendencia en la región.

Algunos puntos que concluyeron fueron los siguientes: vieron el incremento del 19% en el trabajo remoto, otro hallazgo fue la alta expectativa de los informantes con respecto a la protección gubernamental, en donde 7 de cada 10 encuestados que confirmó que esperaría respaldo a su negocio desde el gobierno.

El estudio verificó la intención favorable a invertir en tecnología, alternativa considerada por el 62% de los encuestados y se registró un mayor uso de las redes sociales con un 55% que señalaron a las plataformas digitales como sus canales de promoción.

Finalmente recuerden que no nos resta más que apoyar a las microempresas, comprar a los amigos y vecinos, así salvaremos a la economía de miles de familias.



En México se clasifican a las empresas de acuerdo a su tamaño, por ejemplo, en el sector de servicios una micro empresa es aquella que esta integrada de 1 a 10 empleados, la pequeña de 11 a 50 y la mediana de 51 a 100.

¿Sabe cuántas micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) existen en nuestro país? 4.1 millones de empresas de las cuales el 97.3% son microempresas (4,057,719).

Otros datos terminan por convencernos de lo trascendentales que son para la economía las MiPyMEs: generan el 72% del empleo y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Con menos de diez empleados hablamos que las micro empresas en las ciudades son generalmente empresas familiares, que invirtieron todo su patrimonio en abrir un negocio, o bien profesionales, artesanos y técnicos que de manera individual o en grupos reducidos ofertan sus servicios o productos.

Conocer sus características es fundamental para saber que esperar de la crisis económica provocada por la pandemia, pues resulta preocupante que la pobreza se agudice y la clase media se estreche cada vez más.

Un estudio que nos ayudará a determinar la situación son los resultados de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE) 2018; entre sus resultados destacan:

Si a las MiPyMES se les ofreciera un crédito bancario en términos del 2018, 7 de cada 10 no lo aceptarían, y de éstas, seis de cada diez consideran que son caros, sólo el 15.3% impartió capacitación a sus trabajadores y finalmente lo más alarmante, el 95.4% de las empresas no participa en cadenas globales de valor.

Lo anterior hace un excelente resumen de las áreas de oportunidad de las MiPyMES pero también de los retos que enfrentan, ya hemos puntualizado en columnas anteriores que la falta de crédito, de planeación, de ventas, de adquisición de tecnología y capacitación son determinantes para el éxito o fracaso de un negocio.

Lo que nos lleva a mencionar las desventajas: No tienen la capacidad para mejorar sus procesos y técnicas, retener talento humano al no poder ofertar un salario competitivo y no se implementan sistemas de calidad, desafortunadamente todo ello impacta de manera negativa en la atención al cliente. ¿Qué hacer para superar las desventajas? En la próxima columna hablaré sobre alternativas.

Quiero destacar otro estudio, “Visión Pymes” es la encuesta anual que aborda temáticas de interés para el sector de las pymes de la región, se aplicó a más de mil informantes de Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá, que aunque no tiene resultados para México si nos da idea de una tendencia en la región.

Algunos puntos que concluyeron fueron los siguientes: vieron el incremento del 19% en el trabajo remoto, otro hallazgo fue la alta expectativa de los informantes con respecto a la protección gubernamental, en donde 7 de cada 10 encuestados que confirmó que esperaría respaldo a su negocio desde el gobierno.

El estudio verificó la intención favorable a invertir en tecnología, alternativa considerada por el 62% de los encuestados y se registró un mayor uso de las redes sociales con un 55% que señalaron a las plataformas digitales como sus canales de promoción.

Finalmente recuerden que no nos resta más que apoyar a las microempresas, comprar a los amigos y vecinos, así salvaremos a la economía de miles de familias.



jueves 13 de agosto de 2020

Vuelos, viajeros e ingresos a la mitad

jueves 06 de agosto de 2020

INTELIGENCIA FINANCIERA VS EL NARCO

jueves 30 de julio de 2020

Gasto Inteligente: Telemetría

jueves 09 de julio de 2020

Hacer leña de la empresa caída

jueves 18 de junio de 2020

México: el desafío de la inversión

jueves 11 de junio de 2020

¿México racista?

jueves 04 de junio de 2020

Pandemia de hambre

jueves 28 de mayo de 2020

Pandemia vs aviones

Cargar Más