/ viernes 24 de enero de 2020

Humberto Cravioto, el tenor hidalguense

EN CLAVE DE SOL


Nacido en la ciudad de Pachuca, Hidalgo y considerado como uno de los grandes tenores en México, con 52 años de trayectoria artística, quien se ha presentado en los mejores escenarios de México y el extranjero con bastante éxito y aceptación por parte del público amante de la ópera y la música de grandes autores, interpretando en su mayoría temas de autores mexicanos, entre ellos, Alfonso Esparza Oteo, María Grever y Agustín Lara, siendo Jorge Macías “Massias”, autor mexicano que también ha interpretado el tenor. Ha grabado más de 50 discos, en diferentes géneros musicales, a la vez ha grabado temas con Yoshio y Gualberto Castro, así como con los grandes tenores internacionales como Fernando de la Mora, José Carrera y Luciano Pavarotti. En los años sesenta ganó el primer lugar en el Festival de Ópera en México del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Por todo el país compartió escenario durante 20 años con grandes cantantes como Alberto Ángel “EL Cuervo” y Valente Pastor, en un espectáculo que denominaron “Los Tres Tenores”, donde interpretaron cantos de ópera, napolitano y música tradicional mexicana, basado en grandes y exitosos temas de compositores mexicanos.

En su recorrido musical ha realizado duetos con Angélica María, igualmente con María de Lourdes y Hugo Avendaño, se ha presentado en diversos programas televisivos en CDMX, así como del interior del país y el extranjero. Actualmente sus hijos se han unido al intérpetre para formar un espectáculo llamado la Dinastía Cravioto, donde, Marco Antonio, Alfonso, Fernando, Enrique, Humberto y Erika, cantan junto a su padre, demostrando gran calidad interpretativa por parte de cada uno de ellos y en conjunto, el público queda muy contento y complacido, además de reconocer sus grandes talentos y el repertorio tan variado que manejan, haciendo un viaje con las canciones mexicanas que nacieron hace varias décadas y en el siglo pasado, pero que hasta el día de hoy siguen vigentes y en el gusto del pueblo mexicano y del extranjero.

Se ha destacado por sus grandes interpretaciones a los temas como: Granada, Siboney, Júrame, Marchita el Alma, Imposible, Pecado, Lamento Gitano, Aquellos Ojos Verdes, Solamente una vez, El Día que me Quieras, Nocturnal, María Bonita, Incertidumbre y María Bonita, entre muchos más.

Vivió en el año de 2006 la tristeza de perder a su nieto Alfonso Cravioto Ruiz, quien fuera asesinado de un balazo por un hombre, mismo que conoció en el Reclusorio Norte en una visita que realizó, al verlo tuvo sentimientos encontrados, sin embargo, se acercó a él y le dijo que le pidiera a Dios por el gran error que cometió. Comentándole que cuando una persona está enferma, nos preparamos para su partida, pero ésto, no lo podemos entender y no es fácil resignarse. Humberto participó en las películas “El Corrido de Silvano Bernal” en 1977 y “Pasaporte a la Muerte” en 1988. Mandamos un entusiasta y gran saludo al maestro, el tenor hidalguense, Humberto Cravioto, baluarte de la música en México.

EN CLAVE DE SOL


Nacido en la ciudad de Pachuca, Hidalgo y considerado como uno de los grandes tenores en México, con 52 años de trayectoria artística, quien se ha presentado en los mejores escenarios de México y el extranjero con bastante éxito y aceptación por parte del público amante de la ópera y la música de grandes autores, interpretando en su mayoría temas de autores mexicanos, entre ellos, Alfonso Esparza Oteo, María Grever y Agustín Lara, siendo Jorge Macías “Massias”, autor mexicano que también ha interpretado el tenor. Ha grabado más de 50 discos, en diferentes géneros musicales, a la vez ha grabado temas con Yoshio y Gualberto Castro, así como con los grandes tenores internacionales como Fernando de la Mora, José Carrera y Luciano Pavarotti. En los años sesenta ganó el primer lugar en el Festival de Ópera en México del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Por todo el país compartió escenario durante 20 años con grandes cantantes como Alberto Ángel “EL Cuervo” y Valente Pastor, en un espectáculo que denominaron “Los Tres Tenores”, donde interpretaron cantos de ópera, napolitano y música tradicional mexicana, basado en grandes y exitosos temas de compositores mexicanos.

En su recorrido musical ha realizado duetos con Angélica María, igualmente con María de Lourdes y Hugo Avendaño, se ha presentado en diversos programas televisivos en CDMX, así como del interior del país y el extranjero. Actualmente sus hijos se han unido al intérpetre para formar un espectáculo llamado la Dinastía Cravioto, donde, Marco Antonio, Alfonso, Fernando, Enrique, Humberto y Erika, cantan junto a su padre, demostrando gran calidad interpretativa por parte de cada uno de ellos y en conjunto, el público queda muy contento y complacido, además de reconocer sus grandes talentos y el repertorio tan variado que manejan, haciendo un viaje con las canciones mexicanas que nacieron hace varias décadas y en el siglo pasado, pero que hasta el día de hoy siguen vigentes y en el gusto del pueblo mexicano y del extranjero.

Se ha destacado por sus grandes interpretaciones a los temas como: Granada, Siboney, Júrame, Marchita el Alma, Imposible, Pecado, Lamento Gitano, Aquellos Ojos Verdes, Solamente una vez, El Día que me Quieras, Nocturnal, María Bonita, Incertidumbre y María Bonita, entre muchos más.

Vivió en el año de 2006 la tristeza de perder a su nieto Alfonso Cravioto Ruiz, quien fuera asesinado de un balazo por un hombre, mismo que conoció en el Reclusorio Norte en una visita que realizó, al verlo tuvo sentimientos encontrados, sin embargo, se acercó a él y le dijo que le pidiera a Dios por el gran error que cometió. Comentándole que cuando una persona está enferma, nos preparamos para su partida, pero ésto, no lo podemos entender y no es fácil resignarse. Humberto participó en las películas “El Corrido de Silvano Bernal” en 1977 y “Pasaporte a la Muerte” en 1988. Mandamos un entusiasta y gran saludo al maestro, el tenor hidalguense, Humberto Cravioto, baluarte de la música en México.