/ miércoles 9 de octubre de 2019

Gobiernos municipales que sirvan a su gente

DE FRENTE A LA CIUDADANÍA


El gobierno municipal es la autoridad más cercana que vemos los ciudadanos, y lo hacemos porque los servicios que brinda son los que más necesitamos día tras día como agua, drenaje, alumbrado público, una recolección de basura eficiente, las calles pavimentadas y sin baches. El reto y responsabilidad que tienen quienes conforman los ayuntamientos es enorme, pero es ahí donde está la gran oportunidad de marcar la diferencia, aprovechando la cercanía que tiene la autoridad municipal con la gente le da oportunidad para tener un conocimiento casi exacto de lo que pide cada comunidad, colonia, barrio o calle.

Vemos grandes problemáticas como la recolección de basura o el tema de los baches en algunos municipios y la pregunta es: ¿Hace 3 años, cuando empezaron a gobernar los ayuntamientos, no vieron que esta necesidad existía e iba a aumentar? ¿No se hizo un verdadero diagnóstico de las necesidades de la gente? ¿Se realizaron audiencias públicas desde el inicio del gobierno? ¿Se observó el crecimiento de las zonas urbanas para prever que necesitarían estos servicios?

En el año 2016 tuve el honor de trabajar en una política pública que ayudara a los municipios a superar estos retos, por eso se celebró en Hidalgo la Cumbre Hemisférica de Alcaldes 2017, a la cual asistieron cientos de alcaldes de más de 28 países.

Algunos presidentes municipales de Hidalgo sí aprovecharon esta enseñanza y generaron aprendizaje, otros por desgracia los vemos alejados de la gente, haciendo planes de trabajo que no era lo que la población pedía ni necesitaba y hoy enfrentan crisis y un rechazo de la ciudadanía.

Insisto, un gobierno municipal cercano a su gente, no como acto de campaña, sino como un verdadero ejercicio de gobernanza, donde la autoridad priorice el sentarse a platicar con los ciudadanos en las colonias, escuelas, barrios y de ahí construir el presupuesto, la planeación para el gasto, las políticas públicas, la adecuada administración y gestión ante los gobiernos estatal y federal, así como ante organismos internacionales, pero además con alianzas estratégicas con los empresarios y desarrolladores. Solo de esa forma se puede hacer un gobierno municipal que sirva a la gente.

DE FRENTE A LA CIUDADANÍA


El gobierno municipal es la autoridad más cercana que vemos los ciudadanos, y lo hacemos porque los servicios que brinda son los que más necesitamos día tras día como agua, drenaje, alumbrado público, una recolección de basura eficiente, las calles pavimentadas y sin baches. El reto y responsabilidad que tienen quienes conforman los ayuntamientos es enorme, pero es ahí donde está la gran oportunidad de marcar la diferencia, aprovechando la cercanía que tiene la autoridad municipal con la gente le da oportunidad para tener un conocimiento casi exacto de lo que pide cada comunidad, colonia, barrio o calle.

Vemos grandes problemáticas como la recolección de basura o el tema de los baches en algunos municipios y la pregunta es: ¿Hace 3 años, cuando empezaron a gobernar los ayuntamientos, no vieron que esta necesidad existía e iba a aumentar? ¿No se hizo un verdadero diagnóstico de las necesidades de la gente? ¿Se realizaron audiencias públicas desde el inicio del gobierno? ¿Se observó el crecimiento de las zonas urbanas para prever que necesitarían estos servicios?

En el año 2016 tuve el honor de trabajar en una política pública que ayudara a los municipios a superar estos retos, por eso se celebró en Hidalgo la Cumbre Hemisférica de Alcaldes 2017, a la cual asistieron cientos de alcaldes de más de 28 países.

Algunos presidentes municipales de Hidalgo sí aprovecharon esta enseñanza y generaron aprendizaje, otros por desgracia los vemos alejados de la gente, haciendo planes de trabajo que no era lo que la población pedía ni necesitaba y hoy enfrentan crisis y un rechazo de la ciudadanía.

Insisto, un gobierno municipal cercano a su gente, no como acto de campaña, sino como un verdadero ejercicio de gobernanza, donde la autoridad priorice el sentarse a platicar con los ciudadanos en las colonias, escuelas, barrios y de ahí construir el presupuesto, la planeación para el gasto, las políticas públicas, la adecuada administración y gestión ante los gobiernos estatal y federal, así como ante organismos internacionales, pero además con alianzas estratégicas con los empresarios y desarrolladores. Solo de esa forma se puede hacer un gobierno municipal que sirva a la gente.