/ lunes 3 de febrero de 2020

El gran distractor: El avión

Cuando Morena era oposición, una de sus banderas políticas era criticar el crecimiento económico en el país, pése a que, en el sexenio anterior, el PRI logró el mejor crecimiento económico desde el mandato de Ernesto Zedillo.

En campaña, Morena prometió un crecimiento del 4% y ahora, como gobierno, su postura ha cambiado y ante la información que nos da el Inegi sobre la caída de la economía que retrocedió - 0.1%, resulta que ellos tienen otros datos.

Esos otros datos se reducen a afirmar que el crecimiento no es importante sino el bienestar, olvidando que, sin crecimiento económico, el país no alcanzará desarrollo ni bienestar, en consecuencia las inversiones caerán y vendrá una ola de desempleo.

Lamentablemente la recesión en la que está entrando México no es importante para Morena porque tienen cosas más interesantes con qué distraer a la ciudadanía, como la supuesta rifa del avión que anuncian con bombo y platillo pasando por alto que la ley prohíbe entregar premios en especie, entre otro tipo de limitantes legales.

El avión que fue comprado por el presidente Calderón fue pagado con los impuestos del pueblo y ahora quieren que sea el pueblo quien lo vuelva a pagar, a través de cachitos de lotería que saben, es un montaje para distraernos de los datos verdaderamente importantes: la economía del país no crece, más bien retrocede, la inseguridad aumenta, no hay medicamentos en las clínicas y la canasta básica sube.

Cuando Morena era oposición, una de sus banderas políticas era criticar el crecimiento económico en el país, pése a que, en el sexenio anterior, el PRI logró el mejor crecimiento económico desde el mandato de Ernesto Zedillo.

En campaña, Morena prometió un crecimiento del 4% y ahora, como gobierno, su postura ha cambiado y ante la información que nos da el Inegi sobre la caída de la economía que retrocedió - 0.1%, resulta que ellos tienen otros datos.

Esos otros datos se reducen a afirmar que el crecimiento no es importante sino el bienestar, olvidando que, sin crecimiento económico, el país no alcanzará desarrollo ni bienestar, en consecuencia las inversiones caerán y vendrá una ola de desempleo.

Lamentablemente la recesión en la que está entrando México no es importante para Morena porque tienen cosas más interesantes con qué distraer a la ciudadanía, como la supuesta rifa del avión que anuncian con bombo y platillo pasando por alto que la ley prohíbe entregar premios en especie, entre otro tipo de limitantes legales.

El avión que fue comprado por el presidente Calderón fue pagado con los impuestos del pueblo y ahora quieren que sea el pueblo quien lo vuelva a pagar, a través de cachitos de lotería que saben, es un montaje para distraernos de los datos verdaderamente importantes: la economía del país no crece, más bien retrocede, la inseguridad aumenta, no hay medicamentos en las clínicas y la canasta básica sube.